sagradoweb.com / 164 entradas / categorias / 61 comentarios / feed / comentarios feed

Urgencia de una nueva solidaridad en ecologia (II)


Urgencia de una nueva solidaridad en ecologia. Segunda parte. Juan Pablo II.

Pero existe otro peligro que nos amenaza: la guerra. La ciencia moderna ya, por desgracia, la capacidad de modificar el ambiente con fines hostiles, y esta manipulacion podria tener a largo plazo efectos imprevisiblesimages42.jpg y mas graves aun. A pesar de que determinados acuerdos internacionales prohiban la guerra quimica, bacteriologica y biologica, de hecho en los laboratorios se sigue investigando para el desarrollo de nuevas armas ofensivas, capaces de alterar los equilibrios naturales. Hoy cualquier forma de guerra a escala mundial causaria da├▒os ecologicos incalculables. Pero incluso las guerras locales o regionales, por limitadas que sean, no solo destruyen las vidas humanas y las estructuras de la sociedad, sino no que da├▒an la tierra, destruyendo las cosechas y la vegetacion, envenenando los terrenos y las aguas. Los supervivientes de estas guerras se encuentran obligados a iniciar una nueva vida en condiciones naturales muy dificiles, lo cual crea a su vez situaciones de grave malestar social, con consecuencias negativas incluso, a nivel ambiental.

La sociedad actual no hallara una solucion al problema ecologico si no revisa seriamente su estilo de vida. En muchas partes del mundo esta misma sociedad se inclina al hedonismo y al consumismo, pero permanece indiferente a los da├▒os que estos causan. Como ya he se├▒alado, la gravedad de la situacion ecologica demuestra cuan profunda es la crisis moral del hombre. Si falta el sentido del valor de la persona y de la vida humana, aumenta el desinteres por los demas y por la tierra. La austeridad, la templanza, la autodisciplina y el espiritu de sacrificio deben conformar la vida de cada dia a fin de que la mayoria no tenga que sufrir las consecuencias negativas de la negligencia de unos pocos. Hay pues una urgente necesidad de educar en la responsabilidad ecologica: responsabilidad con nosotros mismos y con los demas, responsabilidad con el ambiente. Es una educacion que no puede basarse simplemente en el sentimiento o en una veleidad indefinida. Su fin no debe ser ideologico ni politico, y su planteamiento no puede fundamentarse en el rechazo del mundo moderno o en el deseo vago de un retorno al paraiso perdido.

La verdadera educacion de la responsabilidad conlleva una conversion autentica en la manera de pensar y en el comportamiento. A este respecto, las Iglesias y las demas instituciones religiosas, los Organismos gubernamentales, mas aun, todos los miembros de la sociedad tienen un cometido preciso a desarrollar. La primera educadora, de todos modos, es la familia, en la que el ni├▒o aprende a respetar al projimo y amar la naturaleza.

Sin comentarios

Publicar comentario