SAGRADO



Nuestra Señora de las Nieves

Nuestra Señora de las Nieves

Postrado al pie de tu trono vengo a ti, oh protectora y madre mía para ofrecerte el homenaje de mi reconocimiento y amor, ofreciéndote todo mi corazón.
Tú eres mi esperanza y consuelo: dirige mis pasos y mi vida.
Tú eres mi luz: dirige mis trabajos y mis dificultades.
Tú eres mi Madre: dirige mi corazón y mis ideales, para tu mayor honra y gloria de Tu Hijo, Jesús.

 


Enviale esta pagina a un amigo