Archive for the 'Liturgia' Category

Procesión en honor a san José

April 21st, 2017

Vamos a dar comienzo a esta procesión en honor de san José, patrono de nuestra parroquia.Lo vamos a acompañar por las calles de nuestro zjose_jesus_mesabarrio. Recibimos  la imagen de San José con un fuerte aplauso.Y ahora sí damos comienzo a la procesión.La encabeza la cruz (signo del amor de Jesús que se entregó por nosotros),luego las velas ( signo de la Luz que trae Jesús al mundo)   y luego la imagen de nuestro Santo patrono.Detrás de El, nos ubicaremos todos los fieles que seguiremos la procesión. Estamos caminando por las calles de nuestra ciudad, de nuestro barrio junto a nuestro Patrono, San José, que nos conduce a Cristo.El nos acompaña en el camino de nuestra vida, al igual que acompañó a su Hijo Jesucristo.Siempre cuando comenzamos algo estamos alegres, entusiasmados, miramos el camino y, aunque falten unos cuantas cuadras, tenemos  fuerzas para caminar.Siempre hay una razón para la esperanza del que camina: Poder llegar. Y no llegar solo sino con los hermanos.Esto hace que no sea una competencia a ver quien llega primero sino todos unidos. Esta procesión es un reflejo de nuestras vidas, que es un caminar hacia la casa del Padre, juntos con otros que son mis hermanos.Vamos a pedir a san José que este camino que recorremos juntos nos ayude a estar más unidos.

Primera Reflexión:El dolor de José, al enterarse del embarazo de María.

Lectura de la Palabra de Dios :Mt 1,18 Reflexión:José se sabía verdaderamente afortunado por haber encontrado a María, una mujer que tenía a Dios como valor más importante de su vida.En medio de su deseo por agradar a Dios y amar a su esposa observa con sorpresa que María espera un niño. ¿Qué significa aquello?Cuanto dolor, aflicción, angustia, preocupación… por un lado tanto la amaba que no quería que fuera apedreada, ni humillada… por otro lado no entendía…José piensa que tiene que desaparecer de la escena y dejar que Dios haga…Pero sufre, sufre muchísimo porque eso supone dejar a quien más quiere en el mundo.En ocasiones no se entiende lo que sucede. ¿Qué hacer entonces? Mirar a Dios y esperar. Dios es fiel; quien se apoya en él no quedará defraudado.Luego de cada intención decimos: San José, intercede por nuestros dolores

  • Si nos sentimos tristes y abandonados en medio de una situación familiar difícil…
  • Si sentimos  que nos han fallado los seres que más queremos…
  • Si sentimos  que nada nos llena…
  • Si estamos cansados y sin ganas de seguir adelante…
  • Si estamos decepcionados porque no podemos sustentar a nuestra familia como queremos
  • Si nos preocupa la educación y la salud de nuestros hijos…
  • Si nos angustia que no haya trabajo digno para todos
  • Si la incertidumbre del futuro nos oscurece la mirada

Rezamos Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

 Estamos caminando por las calles de nuestro pueblo acompañando a  José, nuestro patrono. ¿Por qué honramos a san José?  El mismo Dios lo honró al confiarle a su Hijo y a María como su esposa y madre del Salvador.¿Por qué hacemos una procesión? Porque este caminar, simboliza nuestro peregrinar por esta vida en la compañía de José rumbo al corazón de Jesucristo, nuestro Señor.¿Por qué llevamos una imagen? Porque la imagen nos ayuda a hacer más presente a quien ella representa, así como la fotografía de un ser querido nos ayuda a recordarlo.

Segunda reflexión:El dolor de José al ver nacer el niño Jesús en la pobreza.

 Leer la Palabra de Dios:Lc. 2, 1 – 7

 Reflexión:José debe obedecer la orden del emperador de censarse y parte hacia Belén preocupado por el próximo parto de Maria. Le duele el viaje en el estado avanzado de embarazo de la Virgen. Le duele las incomodidades que tiene que pasar Ella. Le duele su llegada a Belén y las puertas que se cierran, los “no” que  recibe. Las horas pasan y Maria callada espera. El corazón de José se angustia hasta que encuentra el establo.

Con un corazón apretado de dolor acondicionará la gruta, buscará el modo de que haya abrigo y luz.Le duele la incomodidad y la pobreza del lugar. José sufre al ver que ya llega el Divino Niño, allí sin nada para ofrecerle, sin la ayuda que necesita María.Este tramo del camino Dios nos llama  a meditar sobre el valor de la vida, ésa que llevaba en el vientre María.Nos sentimos invitados a hacer espacio para la Vida. Como José cuidaba de la  vida de Jesús hoy debemos cuidar la Vida desde la concepción y hasta la muerte de nuestros ancianos.    Debemos cuidar la vida expuesta a experimentos en su etapa embrionaria, al aborto, a la píldora del día después, a la eutanasia.Al término de cada intención, respondemos: “San José, pide a tu Hijo”

  • Por todas las mujeres que llevan vida en sus vientres, que encuentren en vos el valor de la vida, mas allá de las dificultades  
  • Por los  familiares de los enfermos terminales, para que con amor y solicitud acompañen a sus seres queridos hasta la partida.
  • Por los científicos para que respeten la dignidad del hombre aún en su etapa más inicial de la vida.
  • Por los que no encuentran sentido a la vida, para que se refugien en Jesús que es la Vida. 
  • Por los que han abortado, para que se abran a la Misericordia de Dios                       

Rezamos Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

 Seguimos caminando hacia la Casa de san José…Nuestro ritmo de caminar avanza y al mismo tiempo  vamos dejando atrás casas, árboles, vehículos. También los demás van dejando cosas en el camino. Va atardeciendo, tenemos menos visibilidad… se nos va haciendo de noche…y ella nos transmite inseguridad, temor.Nuestra vida también tiene sus atardeceres y momentos donde se nos hace de noche : contratiempos, problemas, dificultades como los de José.Los cristianos no creemos en el “destino” como algo que nos viene impuesto y que no nos queda más remedio que aceptar con resignación. Vamos haciendo nuestra propia historia, construimos nuestro futuro nosotros mismos, haciendo uso de nuestra libertad y como José experimentamos “que Dios dispone todas las cosas para el bien de los que lo aman” . A cada intención decimos: “San José, Enséñanos a ser humildes y sencillos como Tú”.

  • Para que dejemos de lado nuestro orgullo y busquemos tu sencillez…
  • Para que dejemos de lado nuestra soberbia y busquemos tu humildad…
  • Para que dejemos de lado nuestro egoísmo y busquemos ser hospitalarios…
  • Para que dejemos de lado nuestra impaciencia y busquemos tu docilidad…
  • Para que dejemos de lado nuestro amor a lo material y busquemos compartir nuestros bienes con los más necesitados…

 TERCERA reflexión:El dolor de José al ver derramarse la sangre del niño en Su circuncisión.La Palabra de Dios :Lc 2,21

 Reflexión:Obediente de la Ley de Dios, san José lleva al Niño a la circuncisión.La vista de la sangre que el Redentor Niño derramó en la circuncisión traspasó de dolor su corazón;  habrá pensado:  «¡Que no le hagan daño!  Que  es mi hijo». Y el Niño llora. Y José sufre pero obedece. También muchos hoy lloran, por ellos oraremos:A cada intención respondemos: “san José, dales consuelo”                

  • A las victimas de los atentados, de la violencia, de la inseguridad, para que encuentren paz
  • A los niños que padecen hambre, que son explotados o viven en la calle para que puedan vivir dignamente
  • A todos que no tienen salud o educación, para que puedan recibir la atención sanitaria y educativa necesaria.
  • A las madres, especialmente por las que han sufrido las pérdidas de sus hijos.
  • A los jóvenes de nuestro país, para que puedan encontrar su   dignidad en el trabajo y en el estudio.

Rezamos Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

  Santa Teresa de Jesús dijo: “Y tomé por abogado y señor al glorioso san José y me encomendé mucho a él. Vi claro que, tanto de esta necesidad como de otras mayores, …, este padre y señor mío me libró mejor de lo que yo lo sabía pedir. No me acuerdo hasta hoy de haberle suplicado nada que no me lo haya concedido.”

 En nuestro corazón presentemos todas nuestras necesidades, viviendo esta certeza de santa Teresa de que todo lo ha obtenido orando por intercesión de san José. Por eso hacemos un breve momento de silencio y decimos en nuestro interior las necesidades que presentamos a san José                                (dejar momento de silencio)

 Letanías de san José: Respondemos: “ruega por nosotros” 

  • San José,                                               
  • Elegido del Padre,
  • Heredero de la Nueva Alianza,
  • Dócil a la voz de Dios,
  • Peregrino esperanzado,
  • Paternal  abrigo del Niño Dios,
  • Amigo de Jesús y de María,
  • Compañero y custodio de María,
  • Esposo fiel,
  • Pobre de espíritu,
  • Puro de corazón,
  • Paciente en las dificultades,
  • Obediente hasta el final,
  • Obrero de Nazaret,
  • Fortaleza de los enfermos,
  • Aliento de los que sufren,
  • Hogar de los sin techo,
  • Fuerza de los sin tierra,
  • Defensor de los desheredados,
  • Compañero de los migrantes,
  • Amigo de los marginados,
  • Esperanza de los excluidos,
  • Consuelo de los desanimados,
  • Protector de nuestros hogares,
  • Patrono de la Iglesia,
  • Alegría de los pueblos,
  • Confianza de los que quieren ver a Dios,
  • Compañía de los moribundos,
  • Esperanza de la buena muerte.

- Ruega por nosotros, oh san José. – Para que seamos dignos de alcanzar  las promesas de nuestro Señor Jesucristo.

 Cuarta reflexión:El dolor de San José al oír a Simeón que predice los sufrimientos de Jesús y María.

Reflexión:Grande fue el dolor de san José,  al conocer por la profecía de Simeón que Jesús y María iban a sufrir. El los amaba tanto… Simeón advierte a María y a José lo que habrán de sufrir aquellos que quieran estar con Jesús.Como nos advierte hoy a nosotros. Seremos perseguidos por causa de la justicia, por vivir conforme a la verdad.       Después de cada intención, oramos:“san José, ruega para que seamos salvos “

(mientras escuchamos las intenciones vamos tratando de ver que de esto vivimos cada uno de nosotros) De nuestros egoísmos y mezquindades…

  • De la desesperanza y la falta de fe…
  • De nuestros orgullos y vanidades…
  • De nuestra falta de paciencia para con nuestros hermanos…
  • De nuestro desinterés y falta de ayuda a los más necesitados…
  • De nuestros miedos y cobardías para crear una sociedad justa …
  • De nuestros vicios y debilidades que permiten la corrupción…
  • De nuestro aferrarnos a las cosas materiales…
  • De nuestras envidias y rencores…
  • De todo aquello que nos aleja de Tí…

Rezamos Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

 A esta altura del trayecto podemos algunos estar cansados. Al mismo tiempo en que va cayendo la tarde, nos sentimos fatigados. Pero San José nos llama y nos toma de la mano. El camino nos va haciendo cada vez más hermanos. El camino se va encargando de que vayamos cuidándonos, esperándonos. La vida de mi hermano se transforma en el regalo más bendito de Dios.

 

QUINTO reflexión:El dolor de José al educar y servir a Jesús, especialmente en Egipto.

Reflexión:José parte, de noche, apurado, reúne las pocas cosas que tiene, carga a María y  al niño…marcha por el desierto, con miedo de que Herodes lo alcance y mate a Jesús… va rápido….marcha al exilio angustiado…

Finalmente llega a Egipto, no entiende la lengua, no tiene casa, ni trabajo, no tiene a su comunidad…debe buscar el modo de ganarse la vida, debe buscar donde alojarse… A cada intención respondemos: “San José, Ayúdanos a ser servidores de los demás

(que cada uno al escuchar estas intenciones pueda pedirlas en su corazón)

 Para que dejemos de lado nuestros miedos y construyamos una sociedad con vivienda  digna para todos

  • Por que dejemos nuestra individualismo y podamos solidarizarnos con los están sin trabajo, sin techo, inundados.
  • Para que dejemos de lado nuestra indiferencia y hagamos que los niños de nuestra patria no les falta el pan de cada día y la salud.                                             
  • Para que podamos a renunciar a algo propio y poder así servir a los demás.

 Oramos Padrenuestro, Avemaría y Gloria pidiendo generosidad para servir.

 Sexta reflexión:El dolor de José por miedo a Arquelao.

Reflexión:En el viaje de retorno a casa José tiene que cambiar los planes; toma el desvío y sigue hacia el norte, hacia Galilea, porque teme a Arquelao. Va con Jesús que ya tiene unos años y con María. Está preocupado por evitar los peligros del camino y por buscar un  futuro seguro para el Niño. Y no descansará tranquilo hasta el final del viaje.En Nazaret estableció José de nuevo su taller de artesano.Trabaja y trabaja con la garlopa. Vive las preocupaciones y dificultades de la  vida cotidiana de padre, esposo, artesano, miembro de la comunidad.Por eso oramos: a cada intención repetimos: “escúchanos, san José.”

(aunque estemos cansados mantengamos nuestro corazón en oración y al escuchar las intenciones hagámoslas nuestras)

  • Para que amemos a Jesús como tú lo amaste,
  • Para que seamos padres buenos como tú con Jesús
  • Para que recibamos María como tú la recibiste,
  • Para que sirvamos a los hombres como tú los serviste,
  • Para que ayudemos los pobres como tú lo hiciste,
  • Para que seamos justos como tú lo fuiste,
  • Para que anunciemos la esperanza como tú la anunciaste,
  • Para que recemos al Padre como tú rezaste,
  • Para que busquemos la santidad como tú la buscaste.
  • Para que seamos laboriosos como tú lo fuiste
  • Para que nuestra familia viva unida, como la tuya

Rezamos Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

 Seguimos en esta procesión porque Jesús nos invita a seguirlo, con la  alegría de haber caminado con El a lo largo de estas cuadras.  San José quiere que lleguemos todos juntos, compartiendo el camino, ayudándonos mutuamente para que arribemos todos y nadie se quede en el camino.

Falta el último tirón, ya se vislumbra la casa de san José, nuestra casa,  necesitamos  tomarnos de la mano, ayudarnos, caminar juntos, cuidarnos entre nosotros más que nunca.José está entre nosotros, caminando a nuestro  lado…

Miramos a nuestro alrededor y nos acercamos a alguien para acompañarlo o lo tomamos del brazo para compartir con él, el camino.   

Animémonos a acercarnos y tomar del brazo al que camina a nuestro lado (invitar a hacer el gesto)                               

 Podemos también pensar en los que caminan junto  a nosotros en la vida: familiares, vecinos, compañeros de estudio y de trabajo y ver que gesto de ayuda necesita:

  • si está triste y necesita nuestra alegría… Brindémosla generosamente
  • si está solo y necesita nuestra compañía… Perdamos nuestro tiempo dedicándoselo
  • si está  desesperado y necesite la esperanza… mostrémosle a Jesús llevándole el Evangelio…
  • si está  perturbado y necesita la paz… llevémoslo a Jesús orando con ellos…
  • si está  decepcionado y necesita encontrar ánimo… invitémoslo a la Eucaristía para que Jesús lo visite.
  • Si no conoce a Nuestro Señor   invitémoslo a Catecismo, a los Grupos de Oración Carismática

 Invitamos a todos a concretar este compromiso mañana mismo para que este día de nuestro patrono dé frutos concretos de conversión.

 SÉPTIMO reflexión:El dolor de José cuando Jesús se pierde y lo busca por 3 días.

Reflexión:María y José iban caminando todos los años a una  fiesta, para eso se preparaban, la disfrutaban y  luego emprendían el regreso, también nosotros hoy   formamos parte de una gran fiesta.. llena de alegría, donde caminamos con Nuestra Patrono como lo hacían ellos con Jesús, que ya era un niño. Pero este niño desaparece y los padres se   llenan de preocupación. Cuánto dolor embargaba a José y a María aquellos días. Tantos desvelos, tantos cuidados, tantas alegrías…, y ahora no tenían al Niño. Además Dios les había dado el encargo de custodiar a su Hijo, ¡y lo habían perdido! José y María preguntaron a unos y a otros. Nadie sabía nada. Tres días que se hacían larguísimos. A otros este suceso les dejaba indiferentes, a sus padres no. Sufrían y buscaban. Sufrían y no bajaban los brazos.

 No se detuvieron hasta que encontraron a Jesús… por eso vamos a orar.

 En este momento vamos a hacer un ratito de  silencio pensando en que cosas nos alejamos de Jesús y hace que san José se llene de preocupación por cada uno de nosotros.            A cada intención repetimos: “San José, a vos te llamamos”

  • Para que nos enseñes a vivir nuestros valores, a defender nuestras convicciones, a anunciar nuestra esperanza.
  • Para que nos ayudes a luchar por un país más justo con igualdad de posibilidades para todos.
  • Para que nos animes a ser solidarios con nuestros hermanos, a no encerrarnos en nosotros mismos, a promover el encuentro y la unidad.
  • Por nuestros dirigentes políticos para que dejen de lado sus ambiciones personales y partidarias y busquen servir al bien de todos, especialmente los más desvalidos

Rezamos Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

 A cada intención respondemos “san José, Ayúdanos a hallar a Jesús”

  • Cuando los ruidos del mundo amenacen con hacernos olvidar a Dios.
  • Cuando nuestras ocupaciones nos abrumen.
  • Cuando los problemas económicos invadan nuestra tranquilidad.
  • Cuando las preocupaciones de salud nos quiten la paz.
  • Cuando la vida nos proponga lujos y placeres que nos alejen del buen camino…
  • Cuando nuestro egoísmo nos tiente a encerrarnos en nosotros mismos…
  • Cuando tengamos que tomar decisiones importantes y no sepamos reconocer el camino verdadero…
  • Cuando el conformismo intente ahogar nuestros deseos de servirte  dando de nuestro tiempo …
  • Cuando la situación política, social o económica nos desesperanzan

Canto:

 Hoy en el atardecer de nuestro caminar nos vuelve a invitar a ser instrumentos de amor para  un mundo dividido por la violencia y el egoísmo.Hoy le decimos a San José que queremos ser instrumentos de reconciliación y de paz.Somos sus pequeños obreros  que queremos construir un mundo mejor.

Queremos ser   pescadores de hombres para que el mundo crea que  Jesús es el único salvador y dador de vida.

¡Queremos ser discípulos y misioneros de Jesús!

 

Por eso le decimos a nuestro Patrono:                            

ENSÉÑANOS JOSÉ   Cómo se avanza sin pisotear

ENSÉÑANOS JOSÉ   Cómo se colabora, sin imponerse

ENSÉÑANOS JOSÉ   Cómo se ama, sin reclamar

Dinos José Cómo se vive siendo “número dos”

Dinos José Cómo se es grande,  sin exhibirse

Dinos José Cómo se lucha sin aplauso

Dinos José Cómo se avanza sin publicidad

Dinos José Cómo se persevera y se muere sin esperar un homenaje

 

San José,        que mi corazón te ame siempre .

San José,      por el amor que tuviste con Jesús, ayúdame a  amarlo.

San José,      dígnate recibirme como un devoto hijo.

San José,       yo me entrego a ti: acéptame y socórreme.

San José,      no me abandones en la hora de la muerte. Amén

Valor del canto en la Liturgia

April 12th, 2017

oracion161-El canto expresa las ideas, los sentimientos, las actitudes y los deseos. Es un lenguaje universal (para todos los hombres) con un poder expresivo que muchas veces llega mas alla de la palabra (donde la palabra no alcanza expresar el canto puede hacerlo) . En la liturgia el canto expresa nuestra actitud o postura ante Dios (alabanza, peticion, arrepentimiento, etc ) y nuestra sintonia con la comunidad (cantamos con los otros) y con el misterio que celebramos (con el contenido de la celebracion).
2-El canto es expresion poetica. A traves de la poesia la palabra pasa a ser canto, pasa a mayor expresividad( por lo tanto mayor hondura, mas autenticidad) y mayor belleza.
3-El canto hace comunidad. El canto pone de manifiesto el aspecto comunitario del culto cristiano. El cantar con los otros trae una experiencia de comunion con los otros por eso podemos decir que el canto en comun hace y refuerza la unidad.
4-El canto crea un ambiente de fiesta. El canto tiene un valor en si mismo que es el de crear un clima mas festivo a toda celebracion. Fomenta el aspecto mas espontaneo, participado y alegre de la comunidad alli reunida.
5-El canto tiene una funcion ministerial. La razon de ser de la musica en la celebracion cristiana le viene de la celebracion misma y de la comunidad celebrante. Esta al servicio de la expresion y de la comunicacion.
6-El canto tiene un valor sacramental. Dentro de la celebracion, el canto y la musica se convierten en un signo eficaz, en un sacramento del acontecimiento interior que esta ocurriendo. Dios habla y la comunidad responde con fe y con actitudes de alabanza. El canto es un verdadero sacramento, que expresa los sentimientos intimos, y los realiza y los hace acontecimiento.

El espacio celebrativo de la liturgia

April 6th, 2017

Nave es la parte central del templo, destinada a la asamblea que celebra la liturgia bajo la presidencia del ministro que representa a Cristo. Este espacio va desde la puerta de entrada hasta el espacio del presbiterio. Es un gran espacio.
Presbiterio es el area en torno al altar, un poco elevado y distinto de la nave. Es un espacio digno y significativo. En el presbiterio existen tres elementos: altar, sede y ambon.
Altar: es la mesa que es el centro de nuestra celebracion. Es signo de Cristo.
Ambon: es el lugar liturgico para la proclamacion de la Palabra de Dios.
Sede es el asiento reservado para el que preside la asamblea liturgica.
Sagrario es el lugar donde se conserva la Eucaristia despues de la celebracion para que pueda ser llevada a los enfermos o puedan comulgar fuera de la misa los que no han podido participar en ella. capilla

Sacristia es la sala que no forma parte de los lugares de celebracion, donde se revisten y preparan los ministros antes de salir a la celebracion. Es tambien el lugar donde se guardan los objetos, vestidos y utensilios liturgicos.
Fuente bautismal: fuente para el agua para la celebracion del bautismo.

Confesionario es el lugar donde se celebra el sacramento de la Penitencia.

Colores liturgicos

March 4th, 2017

beneyjuanLos colores liturgicos son:
blanco, rojo, verde, morado y celeste.
Blanco: se utiliza en las fiestas, los fiestas de santos no martires, y en la administracion de algunos sacramentos (primera comunion, confirmacion, bodas, orden sagrado).
Rojo: se utiliza el Domingo de Ramos, Viernes Santo, Pentecostes, fiestas de la Santa Cruz, apostoles, evangelistas y martires.
Verde: corresponde a los domingos y dias de semana del tiempo ordinario.
Morado: se usa en Adviento y Cuaresma, vigilias, sacramentos de penitencia, uncion de enfermos, bendicion de la ceniza.
Azul o celeste: se puede usar en las misas de la Virgen.

Vestidos liturgicos

February 27th, 2017

carlos_olguin_003Alba: Es una tunica blanca de mangas largas que cubre todo el cuerpo y se reviste sobre el vestido comun.
Casulla: Vestimenta liturgica abierta por los costados para la celebracion de la Misa.
Dalmatica: Vestido liturgico en forma de tunica hasta las rodillas, con mangas amplias, que usan los diaconos sobre el alba y la estola.
Estola: prenda de tela que se usa alrededor del cuello del sacerdote o en forma cruzada por los diaconos.
Capa pluvial: capa para procesiones o adoraciones eucaristicas.
Habito coral: vestido del obispo.

Procesión del Corpus Christi:guión (otro)

February 12th, 2017

radri10“La fuerza del sacramento de la Eucaristía va más allá de las paredes de nuestras iglesias. En este sacramento el Señor está siempre en camino hacia el mundo. Este aspecto universal de la presencia eucarística se aprecia en la procesión de nuestra fiesta. Llevamos a Cristo, presente en la figura del pan, por las calles de nuestra ciudad . Encomendamos estas calles, estas casas, nuestra vida diaria, a su bondad. Que nuestras calles sean calles de Jesús. Que nuestras casas sean casas para Él y con Él. Que nuestra vida de cada día esté impregnada de su presencia. Que su bendición descienda sobre todos nosotros”. (Benedicto XVI, Homilía de Corpus Christi. 26/05/05).
Mientras salen el sacerdote y la Custodia cantamos “Cantemos al Amor de los Amores”.
La fiesta de “Corpus Christi” constituye una importante cita de fe y de alabanza para toda comunidad cristiana.Es una fiesta que tuvo su origen en un contexto histórico y cultural determinado: nació con la finalidad precisa de reafirmar abiertamente la fe del pueblo de Dios en Jesucristo vivo y realmente presente en el santísimo sacramento de la Eucaristía.

Es una fiesta instituida para adorar, alabar y dar públicamente las gracias al Señor, que “en el Sacramento eucarístico sigue amándonos “hasta el extremo”, hasta el don de su cuerpo y de su sangre”.Los Apóstoles recibieron el don de la Eucaristía en la intimidad de la última Cena, pero estaba destinado a todos, al mundo entero. Precisamente por eso hay que proclamarlo y exponerlo abiertamente, para que cada uno pueda encontrarse con “Jesús que pasa”, como acontecía en los caminos de Galilea, de Samaria y de Judea; para que cada uno, recibiéndolo, pueda quedar curado y renovado por la fuerza de su amor.Cantamos:“Te adoramos Hostia Divina”
 Esta mañana,  el Señor resucitado se hace presente en medio nuestro. Su presencia real y sacramental en el Santísimo Sacramento nos recuerda aquellas palabras suyas a sus discípulos. Cristo nos dice a nosotros: “¡La paz esté con ustedes!”.¡La paz esté con ustedes! No es tan sólo un saludo sino que expresan más bien un estado, una realidad, que es consecuencia de una presencia. Jesús resucitado, vivo y presente en medio de sus discípulos es fuente de paz y de alegría. San Pablo lo expresa con claridad afirmando que Cristo es nuestra paz.La presencia de Cristo cambia radicalmente la situación: Él trae la paz, la apertura, la alegría.Él está en medio nuestro y ha abierto las puertas de nuestra Parroquia para que anunciemos a los hermanos que está vivo. Sí, Jesucristo está vivo y presente en medio de su pueblo. Hemos  salido de nuestros hogares  y queremos gritar a nuestra ciudad  que  Cristo está vivo, que Cristo está presente, que sólo en Cristo se encuentra la Paz.¡La paz esté con ustedes! son las palabras de Jesús que vienen a abrir las puertas de nuestro corazón que tantas veces se cierra por el pecado y el individualismo.¡La paz esté con ustedes! son palabras que acarician el dolor causado por la enfermedad y la soledad.
¡La paz esté con ustedes! anuncia la nueva vida de la gracia para el corazón que se abre de par en par ante la cruz victoriosa del Señor.
¡La paz esté con ustedes! Son las palabras del Maestro que nos llama a la Reconciliación.
Cantamos:“Toma mi mano hermano Cristo Resucito”
Nos detenemos: 1º altar.BENDICIÓN DEL HOGAR:El Santísimo y dulce nombre de Jesús, en el que está toda la salvación, derrame copiosamente salud y bendición sobre esta casa y sobre todos los que viven en ella.El sacerdote baja la Custodia y dice… 
Al continuar:
¿Cómo podemos experimentar la paz que trae Jesucristo? ¿Cómo hacer para vivir en esa paz? El Señor sopla sobre los discípulos y con el don del Espíritu Santo los convierte en instrumentos de reconciliación. Para alcanzar la paz que trae el Señor es necesario reconciliarse con Dios y con los hermanos.
¿Estoy ofendido con mi hermano? Recordemos la Palabra de Jesús…
“…si al presentar tu ofrenda en el altar, te acuerdas de que tu hermano tiene alguna queja contra ti, deja tu ofrenda ante el altar, ve a reconciliarte con tu hermano, y sólo entonces vuelve a presentar tu ofrenda.” Mt 5, 23-24.
¿Por qué nos cuesta experimentar la paz del Señor?¿Por qué no vivimos en paz en nuestras familias, en nuestros ámbitos de trabajo?¿Por qué la Patria hoy no está en paz? ¿Por qué la Argentina sigue siendo víctima de los “tironeos” del poder y del tener?
La respuesta es sencilla. Porque nos falta la confianza en Dios. Porque nos cuesta dar el paso de la reconciliación que sólo es posible en Jesucristo. Porque al anteponer los intereses particulares al Bien Común nos dividimos, nos enfrentamos.
Pidamos al Señor que sople hoy sobre nosotros y nos de el Espíritu de la Reconciliación y de la unidad. Que sople también sobre nuestros gobernantes, sobre los empresarios, sobre los trabajadores, en la ciudad y en el campo. Sopla, Señor y con tu Espíritu poderoso transforma los corazones y renueva nuestra Patria.
CANTAMOS: “¡Señor haz de nosotros instrumentos de tu paz!”
Nos detenemos: 2º altar.BENDICIÓN DEL HOGAR:El Santísimo y dulce nombre de Jesús, en el que está toda la salvación, derrame copiosamente salud y bendición sobre esta casa y sobre todos los que viven en ella.El sacerdote baja la Custodia y dice…
Luego que vuelve la Custodia al móvil, seguimos caminando:En cada Misa, antes de la comunión eucarística es necesario hacer silencio, escuchar, entrar en comunión de vida asimilando la Palabra de Dios.
En este gesto sencillo el creyente abre su inteligencia y su corazón para que el Maestro le enseñe el camino que conduce a la Vida. La Palabra de Dios es, entonces, luz capaz de guiar al creyente por el camino que lleva a la plenitud y a la santidad.
La escucha atenta y dócil a la voz del Maestro es la actitud fundamental del discípulo.
Como los discípulos de Emaús, como la multitud en el monte de las bienaventuranzas, como María en Betania, como la Samaritana junto al pozo, queremos hoy escuchar al Señor y descubrir que es necesario edificar nuestra vida sobre su Palabra.
Jesús compara a quien escucha y pone en práctica su palabra, con el hombre sensato que construye su casa sobre la roca. Mientras que el insensato que no escucha su Palabra se parece a quien construye sobre la arena.
CANTAMOS: “Tu Palabra, Señor”
Nos detenemos: 3º altar.BENDICIÓN DEL HOGAR:El Santísimo y dulce nombre de Jesús, en el que está toda la salvación, derrame copiosamente salud y bendición sobre esta casa y sobre todos los que viven en ella.El sacerdote baja la Custodia y dice…
Luego que vuelve la Custodia al móvil, seguimos caminando:Cuántas veces experimentamos que nuestra vida se conmueve en sus cimientos. Cuantas veces por no discernir a la luz de la Palabra de Dios hemos hecho malas elecciones y hemos lastimado a otros o a nosotros mismos.
Pasa lo mismo con nuestras familias: muchas veces tomamos conciencia de que cuesta lograr la unidad y la paz que deberían reinar en nuestros hogares; por el contrario nos sorprenden las faltas de paciencia, de alegría, de apoyo y aliento mutuo.
¡Cuánta necesidad tenemos de afirmar nuestras vidas, nuestros proyectos, nuestras familias, sobre la roca firme que es Cristo y su Palabra!
La Palabra del Señor ha de ser la roca firme sobre la cual se afirme: nuestra vida, nuestra familia y nuestra Patria.
La Palabra del Señor ha de ser lámpara para nuestros pasos y luz que ilumine nuestro camino.
Señor, tus eres el Camino, la Verdad y la Vida, manifiéstate en este día y guíanos.
CANTAMOS: “Yo soy el camino”.
Nos detenemos: 4º altar.BENDICIÓN DEL HOGAR:El Santísimo y dulce nombre de Jesús, en el que está toda la salvación, derrame copiosamente salud y bendición sobre esta casa y sobre todos los que viven en ella.El sacerdote baja la Custodia y dice…
Luego que vuelve la Custodia al móvil, seguimos caminando:Jesús, vivo y presente en medio nuestro, nos vuelve a decir: “Yo soy el pan de Vida”. Es este pan de vida quien nos hace caminar hoy por estas calles  y quien nos mantiene en el camino de la vida.
¿Hay acaso otro alimento capaz de dar la fuerza necesaria para alcanzar la vida en plenitud? ¿Hay acaso otro alimento capaz de saciar el hambre de felicidad que llevamos en nuestro corazón?
La voz de Jesús vuelve a resonar aquí:“El que viene a mí jamás tendrá hambre; el que cree en mí jamás tendrá sed.”
Cuando Jesús nos dice “Yo soy el Pan de Vida” nos indica que Él mismo, su propia vida, está contenida en este alimento. Al contemplar y adorar la Eucaristía contemplamos la belleza de Cristo, su vida entera entregada por nosotros.
Al contemplar con fe el Santísimo Sacramento del Cuerpo de Cristo podemos contemplar cada gesto del Señor: su ternura con los pobres y los niños; su misericordia para con los pecadores; su cercanía a cada enfermo y su poder que sana; su gestos de servicio; su amor hasta el extremo por cada uno de nosotros. Contemplando la Eucaristía con fe y devoción podemos ver la cruz y al Señor que entrega su vida por nosotros en ella.
Por eso al adorar el santísimo sacramento esta tarde por las calles de nuestra ciudad mostramos a todos un signo elocuente de unidad.s CANTAMOS
Nos detenemos: 5º altar.BENDICIÓN DEL HOGAR:El Santísimo y dulce nombre de Jesús, en el que está toda la salvación, derrame copiosamente salud y bendición sobre esta casa y sobre todos los que viven en ella.El sacerdote baja la Custodia y dice…
Luego que vuelve la Custodia al móvil, seguimos caminando:El alimento eucarístico no se transforma en nosotros como los demás alimentos; sino que nosotros nos transformamos en Él. Así, este sacramento acrecienta día a día la comunión con el Señor. Por la comunión eucarística nos vamos configurando con Él.
Esta comunión con el Señor acrecienta, a su vez, la comunión de todos los que formamos su Cuerpo, que es la Iglesia. Por eso la Eucaristía hace la Iglesia.
En esta tarde de adoración y alabanza te damos gracias Señor por la Iglesia y te pedimos que nos ayudes a poder asumir la responsabilidad eclesial en  nuestra comunidad y  poder contemplar este misterio de amor que es la Iglesia y del que somos parte a la vez que estamos llamados a ser constructores.
CANTAMOS:
Nos detenemos: 6º altar.BENDICIÓN DEL HOGAR:El Santísimo y dulce nombre de Jesús, en el que está toda la salvación, derrame copiosamente salud y bendición sobre esta casa y sobre todos los que viven en ella.El sacerdote baja la Custodia y dice…
Luego que vuelve la Custodia al móvil, seguimos caminando:Hoy nosotros hemos acudido también a la cita del Señor, como lo hicieron los discípulos en su último encuentro con Él en Galilea.  Nuestras calles se han convertido en la montaña donde el Señor se ha manifestado. Nosotros también inclinamos reverentemente nuestro corazón y nos postramos ante Él.
El nos ha convocado, El nos ha invitado a salir de nuestras casas para asumir juntos el desafío de ser discípulos misioneros.
“Vayan, yo los envío”.  La voz del Señor nos impulsa a la misión. El Señor nos pide que pongamos nuestras manos, nuestra inteligencia, nuestras capacidades al servicio del Reino.
CANTAMOS: “Alma misionera”
Nos detenemos: 7º altar.BENDICIÓN DEL HOGAR:El Santísimo y dulce nombre de Jesús, en el que está toda la salvación, derrame copiosamente salud y bendición sobre esta casa y sobre todos los que viven en ella.El sacerdote baja la Custodia y dice…
uego que vuelve la Custodia al móvil, seguimos caminando:”Yo estaré siempre con ustedes hasta el fin del mundo”. Cuánto necesitamos, Jesús, estas palabras. Necesitamos saber que estás con nosotros porque tenemos miedo. Te necesitamos porque experimentamos que nuestras fuerzas son limitadas y, a veces, pensamos que el mal está venciendo en el mundo.
Toma Señor mis manos, mis brazos, mi corazón, mi vida y mi familia que todo sirva para anunciarte, para ganar hermanos, para hacer tu obra en el mundo, para construir una Patria de hermanos.
Entramos al Templo cantando:  “Cantemos al Amor de los Amores” 
Ya dentro del Templo:(Comienza –de fondo- la música de “El Vive” y acompaña toda la oración:
¡Señor Tú eres el que vive, y vives en nosotros!
Tú eres la vida de la familia; de los esposos, padres, hijos y hermanos que se aman y se alimentan de tu amor en cada Eucaristía. Cuando Tú estás en la familia, el hogar es un manantial de vida y alegría.
Tú eres la vida del niño gestado en el vientre materno,
Tú eres la vida del anciano o enfermo que transita hacia la tarde de su vida.
Tú eres la vida del campesino que trabaja la tierra con sus manos y la riega con el sudor de su frente.
Tú eres la vida del pescador, que arriesgando su vida, busca en el mar el pan para sus hijos.
Tú eres la vida del joven que estudia, trabaja y sueña con un futuro digno y prospero.
Tú eres la vida de los jóvenes que dejándolo todo te siguen en la vocación sacerdotal o religiosa.
Tú eres la vida de muchachos y chicas que enamorados te siguen y amándose en ti van descubriendo la vocación maravillosa del matrimonio.
Tú eres la vida del trabajador, que en el sacrificio de cada día descubren que con sus luchas y cansancios construyen la Patria.
Tú eres la vida de los pastores, sacerdotes y religiosos, Mensajeros del Don de Dios que es alegría y paz, vino nuevo que embriaga de bondad y misericordia los corazones cansados.
Tú eres la vida del pobre en todas sus manifestaciones de miseria: del que necesita trabajo, del que tiene hambre y frió, del que no tiene vivienda, del que no puede ir al colegio, del que está enfermo, del que vive en la calle, del que está preso, del que sufre física y moralmente.
¡Jesucristo Señor de la vida! Te suplicamos,
Delante de tu Santísimo Cuerpo Sacramentado
Que hagas de nosotros
Agua que apague la sed de los hombres
Pan partido para los hermanos,
Luz para los que caminan en tinieblas,
Vida para los que van a tientas en las sombras de muerte.
Contigo Señor, y solo contigo, podemos hacer una Patria de hermanos, que caminando juntos como peregrinos lleguemos a la estancia definitiva la que tu nos preparaste en la Jerusalén celestial, en la casa del Padre. Amén.
CANTAMOS: “El Vive”.Bendición con el Santísimo Sacramento.Se hace reserva.Canto de Despedida…

Estructura Liturgia de la Palabra

February 9th, 2017

La Liturgia de la Palabra actualiza la fuerza salvadora de Dios en la historia, invita a recibirla y a responder en la propia vida personal y comunitaria.
La Liturgia de la Palabra esta en forma de dialogo entre Dios que habla y el pueblo que escucha, responde y acepta su manifestacion.
Dios nos habla El pueblo responde
Primera lectura silencio-Salmo responsorial
Segunda lectura silencio-aclamacion
Evangelio silencio
Homilia silencio-Credo
Oracion universal o de los fieles

1) Lecturas biblicas: la lectura del Evangelio constituye el puntoportada13 culminante y las demas lecturas preparan a la asamblea para la aceptacion del evangelio.
2) El salmo responsorial: la finalidad del cando del salmo es interiorizar la Palabra y hacer oracion a la forma biblica.
3) La aclamacion antes del Evangelio: Su sentido es recibir y saludar al Señor que va a hablarnos.
4) La homilia:parte de la Palabra y actualiza en la vida la Palabra escuchada.
5) El silencio: Su finalidad es recibir la Palabra y dar espacio a la respuesta. Se hace despues de cada lectura y al terminar la homilia.
6) La oracion universal : Es respuesta a la proclamacion de la Palabra: la salvacion que Dios nos da, la pedimos para nosotros y para todos los hombres.
7) El Credo es la respuesta que el pueblo cristiano da a la Palabra divina que ha recibido. Confiesa al Dios unico, Padre creador; y a Jesucristo, su unico Hijo, nuestro Salvador; declara la fe en el Espiritu Santo, Señor y vivificador; afirma la fe en la Iglesia y la resurreccion.

Oración comunitaria por los enfermos

January 30th, 2017

frente_bienvenida Todos como cristianos estamos invitados a orar al Señor en la enfermedad y en la debilidad, a reencontrarnos  con Jesucristo en el rostro y el mundo del dolor.
Os invito  a colaborar  y asociarnos  a la “pasión y muerte” de Jesucristo, completando lo que falta a la Pasión del Señor.
Sintamos la cercanía de la Virgen María durante esta oración. Ella es la Madre de los enfermos y la “compañera de camino” en el dinamismo de nuestro seguimiento cristiano.
Canto: Iglesia Peregrina

“Ven,  Espíritu Divino,  manda tu  luz  desde  el cielo.  Padre  amoroso  del  pobre,  don  en  tus dones  espléndido;  luz  que  penetra las  almas, fuente del mayor consuelo.
Ven,   dulce   huésped   del   alma,   descanso   de nuestro  esfuerzo,  tregua  en  el  duro  trabajo, gozo que  enjuga  las  lágrimas y reconforta en los duelos.
Entra hasta   el  fondo  del  alma,  divina  luz,  y enriquécenos. Mira el vacío del hombre si tú le faltas   por  dentro. Mira  el  poder  el  pecado cuando  no envías tu aliento.
Riega  la  tierra en sequía,  sana  el corazón del enfermo; lava  las  manchas, infunde   calor de vida en el hielo, doma el espíritu indómito,  guía al  que   tuerce  el  sendero.  Reparte  tus   siete dones, según la fe de tus siervos; por tu bondad y tu gracia, dale al esfuerzo su mérito; salva al que busca salvarse y danos tu gozo eterno.”

El encuentro de Jesús con los enfermos y marginados debe ser siempre para la Iglesia el modelo de conducta para todos los que creemos en   la   presencia   liberadora    y   redentora    de Jesucristo resucitado. Escucharemos brevemente algunos pasajes evangélicos donde se narran el encuentro de Jesús con los enfermos.

Al final  de cada  pasaje  cantaremos una  breve antífona: Si vienes conmigo  y alientas  mi fe, si estás a mi lado ¿a quién temeré?
1.-“Se marchó de allí y fue a la sinagoga de ellos. Había allí un hombre con un brazo atrofiado; para poder acusar a Jesús, le preguntaron: ¿Está permitido curar en sábado? El les respondió: “supongamos que uno de vosotros tiene una oveja, y que un sábado se la cae en una zanja, ¿la agarra y la saca o no? Pues ¡Cuánto más vale un hombre que una oveja! Por tanto, está permitido hacer el bien en sábado”. Entonces le dijo al hombre: “Extiende el brazo. Lo extendió y quedó sano y normal como el otro” (Mt 12,9-14s).

2.-“Terminada      la      travesía     atracaron      en Genesaret.   Los hombres del lugar, al reconocerlo, avisaron por toda  la comarca, y le llevaron   los   enfermos,   rogándoles   que   les dejara tocar siquiera el borde de  su  mano,  y todos los que lo tocaron se curaron” (Mt 14,34-36).

3.-“Al bajar del monte, le siguió una gran muchedumbre, y acercándosele un leproso, se postró ante El, diciendo: Señor, si quieres puedes limpiarme.  El,  extendiendo  la  mano,  le  tocó  y dijo: Quiero, sé limpio. Y al instante quedó limpio de su lepra. Jesús le advirtió: Mira, no lo digas a nadie, sino ve a mostrarte al sacerdote y ofrece la ofrenda la ofrenda que Moisés  mandó, para que les sirva de testimonio” (Mt 8,1-4).

4.-“Al salir de la sinagoga  se fueron derechos a casa de Simón y Andrés llevando a Santiago  y a Juan. La suegra de Simón  estaba  en cama  con fiebre,  y  se  lo  dijeron  en  seguida.   Jesús  se acercó,  la cogió de la mano  y la levantó.  Se le pasó la fiebre y les estuvo sirviendo” (Mc 1,29-31).

El cristiano sabe de quien se ha fiado. Su confianza  está  siempre en el Señor. Incluso  en los   momentos    del   dolor  y   del   sufrimiento descubre que  su fuerza, su roca y su salvación no  está  ninguna de  las  criaturas ni  proyectos humanos, sino solamente  en   el Dios manifestado en Jesucristo. Cantamos.
Oración:
Padre de bondad, Padre de amor, te bendigo,te alabo  y te doy gracias porque por amor nos diste a Jesús….
Tú conoces mi corazón y conoces las heridas de mi historia. Tú conoces todo lo que he querido hacer y no he  hecho.  Conoces  también lo que hice  o me  hicieron lastimándome. Tú  conoces mis limitaciones, errores y mi pecado.  Conoces los traumas y complejos  de mi vida.
Hoy,  Padre, te  pido  que  por el  amor que  le tienes    a   tu    hijo    Jesucristo,   derrames   tu Santo Espíritu sobre mí, para que el calor de su amor sanador, penetre en lo más íntimo  de mi corazón. ..
Entra en  mí,  Señor  Jesús,  como  entraste  en aquella  casa donde estaban tus discípulos llenos de miedo.
Tú te apareciste en medio de ellos y les dijiste: “Paz  a vosotros”. Entra en mi corazón  y dame tu paz. Lléname  de amor…
Sabemos,  Señor Jesús, que tú lo haces siempre que  te  lo pedimos,  y te  lo estoy  pidiendo  con María, mi Madre, la que estaba  en las bodas de Caná  cuando  no había  vino y tú respondiste a su deseo, transformando el agua en vino….
Con el  Padre  Nuestro  queremos  decirte que  nos  hagas  imagen  de tu  Hijo  Jesús    y nos ayudes a ponernos en tus manos.
Oramos el PADRE NUESTRO.
Respondemos como Antífona: Madre de todos los hombres, enséñanos  a decir: Amen.
1.-Proclama  mi  alma  la  grandeza  del  Señor,  se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava.

2.-Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,  porque  el  Poderoso  ha   hecho obras grandes por mí: su nombre es Santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación.

3.-El  hace  proezas  con su brazo:  dispersa  a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos.

4.-Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia, como  lo  había   prometido a nuestros padres, en favor de Abrahán y su descendencia por siempre.

¿Por que Navidad es el 25 de diciembre?

January 29th, 2017

Se desconoce la fecha exacta de nacimiento de Jenaci6sus.
El 25 de diciembre era el dia festivo pagano del nacimiento del sol invicto.
No se sabe si se sustituyo una fecha por la otra o se cristianizo el mito del sol.

Procesión de Corpus Christi: guión

January 27th, 2017

salvadoreucaristicoQueridos hermanos, nos reunimos hoy  para llevar en procesión el Santísimo Cuerpo y Sangre del Señor; con este gesto litúrgico prefiguramos el sentido de nuestra fe: peregrinos y caminantes rumbo a la Patria Celestial somos alimentados y acompañados por la presencia de Jesús Eucarístico.
La procesión del “Corpus Christi” es para adorar, alabar y dar públicamente las gracias al Señor, que en el Sacramento eucarístico sigue amándonos “hasta el extremo”. Y es también para interceder, orar…
No es una marcha para hacer oír nuestras voces, para mostrar cuantos somos sino es un caminar con Jesús, por lo que la actitud básica es el orar e interceder. Te invitamos a orar con todo tu corazón en cada expresión y cada canto.
Cuando la custodia está afuera del Templo:
Comenzamos a caminar por nuestras calles. Nos ponemos en marcha tras Jesús mismo. Hemos hecho tal vez muchas procesiones donde llevamos una imagen de nuestra Madre o de un santo, hoy salimos con Nuestro Señor, vivo. Peregrinamos con El, lo llevamos a nuestras casas, nuestro barrio, nuestra ciudad, lo llevamos a nuestros enfermos, a los angustiados, a los afligidos, a todos los hombres. El te dice y nos dice: Acá estoy, no estás solo. Acá estoy YO. El te dice Yo camino con vos…no estás solo. Estoy YO.
Lo proclamamos y exponemos abiertamente, para que cada uno pueda encontrarse con “Jesús que pasa”, como acontecía en los caminos de Galilea, de Samaria y de Judea; para que cada uno, recibiéndolo, pueda quedar curado y renovado por la fuerza de su amor. Sí, Jesucristo está vivo y presente en medio de su pueblo. Hemos salido de nuestros hogares, hemos abierto las puertas de la Iglesia y esta mañana queremos gritar a nuestra ciudad que Cristo está vivo, que Cristo está presente, que sólo en Cristo se encuentra la Paz.
CANTAMOS:Jesucristo está pasando por aquí.
Nos detenemos: 1º altar. BENDICIÓN DEL sacerdote.
Seguimos caminando con Nuestro Dios Vivo, que sale a las calles y queremos hacer un santuario por donde pasamos… que estas veredas y calles y que nuestro corazón sea Tu santuario Señor… que sea lugar sagrado porque Tú estás aquí.
Sabemos que Nada es imposible para Dios. Nada es imposible, Señor, por eso te pedimos:transformamos, desde hoy y en este momento en adelante, en adoradores en Espíritu y verdad, transfórmanos,… porque queremos ser adoradores no solo con la voz sino de toda corazón, con cada célula nuestra. Pídele un corazón sencillo. Te pido un corazón sencillo para pasar por las puertas del corazón tuyo. Déjame ser agradecido, no me dejes indiferente ante todas las bendiciones que me das, no puedo ser indiferente ante tus muestras de amor. Hazme adorador….enséñame a admirar y adorar…
Cantamos: Verdadero adorador
A Ti, el Omnipotente, a Ti mi Rey y Señor, Mi Dios y Salvador… te crucificaron…tus manos y pies fueron clavados, Tú lo aceptaste  y te quedaste con nosotros hecho pan.
Bendita Eucaristía, bendito Señor, adoro tu Cuerpo que me entregaste por amor. Bendita Eucaristía. Bendito Señor…El está vivo presente en la Hostia portada por la custodia…. Gózate en Su presencia…porque El está con nosotros y camina con nosotros como con sus discípulos en Samaría y Judea. Inunda los corazones de tu presencia. Gloria y alabanza a Ti, Gloria Jesús Eucaristía. Es hora de glorificar a Dios, es hora de bendecir Su Nombre…. Es hora de adorarlo….Alabado seas Jesús que siendo Dios te quedas en este pedacito de pan… Bendita Eucaristía…
Cantamos: Gloria, Gloria
Nos detenemos: 2º altar.BENDICIÓN DEL sacerdote.
Leemos el pasaje bíblico del Buen ladrón. Señor Jesús regalálanos en este instante la gracia que Tú le diste a Dimas, aquel ladrón crucificado a tu lado, el poder reconocerte a pesar de tu apariencia, agonizante, sangrante, lleno de llagas …ese hombre con todos sus pecados pudo reconocerte….El pudo reconocerte, tu gracia lo alcanzó y El pudo ver en Ti como el Rey de Reyes, Señor de Señores porque te dijo acuérdate de mi Sr cuando estés en tu reino. Aquellas palabras fueron consuelo para tu corazón rechazado….fueron agradables a Ti, yo te pido pueda reconocer Tu presencia Viva  aquí… no te fijes en mis pecados….mira lo que te estamos ofreciendo…
Tengamos ahora un acto de fe, de confianza, de poder reconocer al Señor. Decile Yo creo que estás aquí presente, que te encuentras vivo en el sacramento santo… creo que todo tu poder, tu amor, tu corazón, tu mirada, están en la hostia consagrada, te creo a Ti aunque muchas veces no pueda sentirte porque los problemas me llevan a otra cosa… aunque no te vea, no te oiga yo sé que Tú estás actuando en mi enfermedad, en mi problema… Yo confío en Ti….
Cantamos:No pongáis los ojos
Nos detenemos: 3º altar.BENDICIÓN DEL sacerdote . 
Lectura del pasaje bíblico de la hemorroísa.
Con sus débiles fuerzas esta mujer se estiró cuando te vio, en medio de una multitud, ella sabía que no tenía solución su problema y sabía que si te tocaba tenía vida….Entre la multitud se acercó. Si no lo toco no tengo otra opción, moriré. Por eso rozó su manto y en ese momento Jesús sintió que una fuerza habría salido de El. Jesús siente que alguien lo tocó con fe y le arrebató un milagro, aunque una multitud lo apretaba.
Somos nosotros de los que lo apretamos? o verdaderamente queremos tocar su corazón para arrebatarle una gracia.
Si tu vida no tiene sentido estira tus manos como signo de quererlo tocar como la hemorroísa ….
Si estás al frente de un grupo o asociación y necesitas fuerzas para seguir adelante estira tus manos como signo de quererlo tocar para recibir tu vida en abundancia.
Si te sientes débil estira tus manos como signo de querer arrebatarle una gracia de fortaleza….
Si te sientes enfermo estira tus brazos como signo de querer tocar para recibir salud…..
Si estás cansado, fatigado…
Si sientes tu familia dividida…
Si te sientes con una adiccion…
CANTAMOS: Nadie te ama como yo
Nos detenemos: 4º altar.BENDICIÓN DEL  sacerdote
Jesús, pan del Cielo aliméntanos, Jesús luz celestial alúmbranos.
Jesús hoy  te dice ven a mi….Jesús hoy te dice sígueme.
Lectura del llamado a Mateo. Mateo estaba cobrando impuestos, tomado por lo económico, tomado por el trabajo, sus preocupaciones…. Y ante las palabras de Jesús lo deja todo y lo sigue.
Escuchemos hoy la voz de Jesús que nos llama como a Mateo. Abandónate a Jesús y escucha su voz, anímate a escucharlo como Mateo,pídele a Jesús, pídele ser atraído por El, pídele entrar en la paz que El ofrece… El no te rechaza. El te recibe y quiere que lo sigas. Entra en el corazón de Jesús, experimenta la intimidad que solo El te puede dar, experimenta la paz que tiene para ti… J
esús, abre las puertas del Cielo, porque tu corazón es el cielo, todos los que estamos presentes necesitamos de Ti, Tú conoces más que cualquiera que lo que  necesitamos.
De la hostia consagrada que estás viendo salen rayos de misericordia de Su corazón que te alcanza donde tu estés, recíbelos, recíbelos….
Señor, llénanos …abre las puertas del Cielo y llénanos.
Este es el momento, no esperes más, no dudes más,  abre tu corazón, el corazón de Jesús quiere llenar tu vida, quiere llenarte hasta el borde, impregnarte de su presencia, que dignifica, sana, restaura.
Llena cualquier vacío que tengas… como en el corazón de Mateo, tu corazón vacío de personas que se han ido o muerto, vacío de afectos, vacío de alegría….El quiere llenar, recíbelo.
Cántale al señor… El está deseoso de llegar a tu vida…abre tu corazón…Deposita tu confianza en El…Somos un pueblo creyente, que proclamamos nuestra fe  en Jesús como Señor de nuestra vida…
La buena noticia de tu amor llegó a nuestros oídos….  hoy brota de nosotros un canto agradecido…   ante Ti doblamos nuestra rodilla…
CANTAMOS Dios está aquí.
eucaristia_grandeNos detenemos: 5º altar.BENDICIÓN DEL sacerdote
Lectura del pasaje bíblico del joven rico.El joven no confío en Ti, que tus riquezas son mayores que las que ofrece el mundo, confió en el mundo…. Confió en sus riquezas y se alejó de Jesús.
Hoy Jesús te invita a hablar con El dile: Jesús yo confío en ti, díselo: Jesús yo confío en Ti, sin verlo, sin entender, sin condición, te digo de corazón: yo confío en Ti…Díselo una vez más desde lo profundo de tu corazón… Jesús yo confío en Ti…
Yo preciso de Ti…yo preciso de ti, Señor, para poder amar… para poder vivir….Camina conmigo Señor, necesito que camines conmigo ..yo preciso de Ti. Así como camino contigo te pido que camines conmigo. No quiero alejarme de ti…no quiero que las cosas, ni las preocupaciones, me alejen de Ti. Dile a Jesús que camine contigo: Jesús camina conmigo, no me dejes solo en esta situación en esta situación que estoy, en este problema, dile a Jesús que no quieres que ningún problema, situación nos alejes de El.
Pide en tu corazón Jesús queremos seguirte llenos de alegría y ser libres de las congojas y tristezas que provienen de nuestras riquezas…. Que nuestra única riqueza sea tu amor….que nuestra única riqueza será agradarte… sea amarte….
Cantamos:Jesús es el Mesías
Nos detenemos: 6º altar.BENDICIÓN DEL sacerdote.
Sigamos haciendo de estas calles un santuario ….caminando tras nuestro Dios Vivo que hoy se pasea por las calles… Señor somos tu Iglesia, Tu esposa que te sigue..que camina con Vos a través de la historia….
Señor Tú eres nuestro refugio, Tú eres nuestro consuelo, Tú eres nuestra esperanza, en Ti nuestra comunidad descansa…
En Ti descansamos como comunidad… porque si Tú estás con nosotros podemos ser serviciales y amarnos los unos a los otros… podemos ser como los granos de trigo en una espiga unidos para ser pan para los otros….para ser hostias vivas para el mundo….
Como los discípulos de Emaús te pedimos que te quedes con nosotros porque no queremos estar solos, porque queremos reconocerte en este pedazo de pan y sentir tu ardor en nuestro corazón… Te pedimos como comunidad que nos inundes con tu presencia que nos hace hermanos… danos tu fuerza para vivir amándonos como discípulos y misioneros tuyos….
Danos hoy saldar toda cuenta pendiente con el otro, porque Tú eres el que paga el saldo…. Porque Tu entrega en la cruz cierra las cuentas, los reclamos, Tu entrega en la cruz, Tu cuerpo llagado, sana las heridas de falta de perdón…..  que como comunidad hoy nuestra única deuda sea el amor mutuo y nada más. Porque Tú, Señor eres nuestro garante, …..y si algo tenemos contra otro se lo cargamos en este instante a la cuenta de Jesús….de la que cada uno es deudor…..Dile Jesús saldo todas las cuentas con mis hermanos, todas…perdono aún al que nunca me pidió perdón…. Disculpo lo que nunca entendí y lo pongo en tu corazón hirviente de amor por los hombres… en ese horno se consume esto que tengo dentro y desaparece para que podamos amarnos y servirnos…. Para que podamos tomarnos de la mano y ser una luz encendida en medio de tanta oscuridad del mundo. Para que podamos ser una comunidad orante en todo tiempo y lugar…
Gloria y adoración y honra a nuestro Salvador…gracias…gracias Señor en medio nuestro, he aquí a tu comunidad que te adora. Y te ensalza, que te ama. Gloria y alabanza a Ti. Santo eres nuestro Dios, Gloria Jesús presente en esta custodia. Que tus rayos nos iluminen, que tus rayos nos llenen de ternura…..
CANTAMOS: El vive
Nos detenemos: 7º altar.BENDICIÓN DEL sacerdote.
Hermoso eres, Señor, mi Dios, cuantas maravillas haces entre nosotros. Tú eres el Dios vivo, el único merecedor de toda alabanza.
Tu pueblo va detrás tuyo proclamando tus prodigios…tu pueblo camina detrás tuyo alabándote y cantándote…Ensalzamos tu grandeza porque sabemos que has escuchado todas nuestras intenciones….y ya estás obrando en nosotros, en nuestras familias, en nuestros trabajos, en nuestra comunidad parroquial, en nuestra ciudad.
Te alabamos …Señor, danos un nuevo fervor eucarístico, haz que nuestros corazones ardan en cada Eucaristía.
Bendito y alabado seas Señor. Bendito eres, hermoso Señor de la Eucaristía. Haz que deseemos participar todos los días de tu banquete para recibirte y hacerte parte de nosotros …. Haz que deseemos visitarte en el sagrario porque sé que si me caigo me levantarás, si me quedo me empujarás, si me aparto de tu huella me harás volver porque sin Ti no soy nada. Tú lo sabes bien. LLévame cada día a Ti, Fuente de la santidad. Ungenos, Señor. Jesús quiere poner el perfume de Su presencia en tu vida…El quiere ungirte, recibe la unción en este momento sobre tu vida. Dios quiere darte su fuerza, su poder que brota del Santísimo Sacramento. Santo Nuestro Dios, nuestro Salvador…El quiere abrazarte, Tu Dios te abraza…El quiere bendecir tu vida.
Cantamos:Bautízanos, Señor
Nos detenemos: 8º altar.BENDICIÓN DEL  sacerdote .
Jesús vos que dijiste ”Yo soy el pan de vida. El que viene  a mí jamás tendrá hambre”. Te damos gracias por ser nuestro alimento.
Vos que dijiste ” Yo he venido para que tengan vida y vida en abundancia“ te damos gracias por la Vida abundante que nos das.
Repetimos… Gracias por la Vida Nueva que nos regalás
1- Te damos gracias porque quisiste quedarte entre nosotros en el Pan Eucarístico, te  decimos…
2-Te damos gracias porque quisiste quedarte entre nosotros para alimentarnos, te decimos…
3-. Te damos gracias porque quisiste quedarte entre nosotros para saciar nuestra hambre más profunda, te decimos…
4. Te damos gracias porque quisiste quedarte entre nosotros para que tengamos hambre de justicia y paz, te decimos…
5-. Te damos gracias porque quisiste quedarte entre nosotros para regalarnos la reconciliación y diálogo, te decimos…
6-  Te damos gracias porque quisiste quedarte entre nosotros para comenzar un cambio, ya que es imposible sin el Amor que sólo Vos nos ofrecés, te decimos…
Entramos al Templo cantando.Bendición con el Santísimo Sacramento. Se reserva.Canto de Despedida.

Next »