Navidad (poesía de J.R. Jiménez)

February 19th, 2018

Jesús, el dulce, viene… $e801a8c0@compartir

Jesús, el dulce, viene…
Las noches huelen a romero…
¡Oh, qué pureza tiene la luna en el sendero!

Palacios, catedrales, tienden la luz de sus cristales
insomnes en la sombra dura y fría…
Mas la celeste melodía suena fuera…
Celeste primavera que la nieve, al pasar, blanda, deshace,
y deja atrás eterna calma…

¡Señor del cielo, nace esta vez en mi alma!

-Juan Ramón Jiménez-

Rezar pidiendo solucion a problemas o dificultades

February 19th, 2018

6.jpgTal vez intentaste todas las soluciones posibles para tu problema ya sea personal, laboral, familiar, afectivo hablaste con innumerables personas, consultaste, hiciste… Y nada.
Te invito a que te atrevas a orar: a encontrarte con Jesus, Nuestro Señor.
San Agustin escribio “Vete al Señor mismo, y llama con tu oracion a su puerta, y pide, y vuelve a pedir…Se levantara y te socorrera : esta deseando dar.
Puede parecerte extraño que tengamos que pedir a Aquel que sabemos conoce nuestras necesidades antes de que se las expongamos, pero Jesus respeta tu libertad y no hara nada que tu no quieras. El no es un irrespetuoso, esta deseando dar, esta queriendote dar sabiduria, anhela poder conducirte en medio de esta dificultad pero quiere que lo invites, que se lo digas. El dijo: pidan y recibiran, busquen y encontraran, llamen y se les abrira, porque todo el que pide recibe y el que busca encuentra y a quien llama se le abre
Por eso: imagina a Jesus Resucitado frente a ti (Imaginalo vivo, con todos los detalles posibles).
Llamalo, invitalo, si te animas hazlo en voz alta. Puede ser que repitas Jesus, Jesus ven .. o Jesus, Tu eres mi maestro, ven a enseñarme; u otra expresion que salga de tu corazon. No te apresures, hazlo lentamente sabiendo que estas frente a tu Señor, que te mira amandote.
A continuacion pon en manos de Jesus tu problema en sus minimos detalles. Si sientes necesidad de pedir perdon hazlo con tus palabras. No te apresures. Si sientes de hacer un gesto hazlo (por ejemplo unir tus manos o ponerte de rodillas).
Vuelve a invocar a Jesus y pidele las gracias que necesitas para resolver el problema que te acucia (sabiduria, discernimiento para la decision correcta, capacidad de dialogo, etc.).
Puedes terminar dandole gracias a Jesus por haberte escuchado y por los beneficios que has de recibir.
Y abre tu corazon al poder de Jesus que comenzara a obrar maravillas en tu vida.

Oracion pidiendo la proteccion de Dios

February 18th, 2018

Amabilisimo Señor Jesucristo, verdadero Dios, que del seno eterno del Padre omnipotente, Tu fuiste enviado al mundo para absolver los pecados, redimir a los afligidos, soltar a los encarcelados, congregar a los vagabundos, conducir a su patria a los peregrinos, compadecete de los verdaderamente arrepentidos, consuela a los oprimidos y atribulados; dignate absolver y liberarme a mi, a tu criatura, de la afliccion y tribulacion jc_clip_image002_0000.jpgen que me veo, porque tu recibiste de Dios Padre todopoderoso el genero humano para que lo comprases y, hecho hombre, prodigiosamente nos compraste el paraiso con tu preciosa sangre, estableciendo una paz completa entre los angeles y los hombres.

Asi pues, dignate, Señor, introducir y confirmar una perfecta concordia entre mis enemigos y yo y hacer que sobre mi resplandezca tu paz, gracia y misericordia, mitigando y extinguiendo todo odio y furor que contra mi tuvieron mis adversarios, como lo hiciste con Esau, quitandole toda la adversion que tenia contra su hermano Jacob.

Extiende, Señor Jesucristo, sobre mi tu criatura, tu brazo y tu gracia y dignate liberarme de todos los que me odia, como liberaste a Abraham de las manos de los caldeos; a su hijo Isaac de la consumacion del sacrificio; a Jose, de la tirania de sus hermanos; a Noe, del diluvio universal; a Lot, del incendio de Sodoma; a Moises y Abraham, tus siervos y al pueblo de Israel, del poder del faraon y de la esclavitud de Egipto; a David, de las manos de Saul y del gigante Goliat; a Susana, del crimen y del falso testimonio; a Judit, del soberbio e impuro holofernes; a Daniel de la cueva de los leones; a los tres jovenes, Sidrac, Misac y Abedenego, de la caldera de fuego ardiente; a Jonas, del vientre de la ballena; a la hija de la mujer cananea, de la opresion del demonio; a Adan, de la pena del infierno; a Pedro de las olas del mar; y a Pablo, de las celdas de la carcel.

Oh amabilisimo Señor Jesucristo, hijo de Dios vivo, atiendeme tambien a mi…………(nombre), criatura tuya, y ven con prontitud en mi ayuda, por tu encarnacion, por tu nacimiento, por el hambre, por la sed, por el frio, por el calor, por los trabajos y por las aflicciones; por los salivazos y bofetadas; por los azotes y corona de espinas; por los clavos, hiel y vinagre; por la muerte cruel que por mi padeciste; por la lanza que transpaso tu pecho; y por las siete palabras que dijiste en la cruz, “Padre perdonales, porque no saben lo que hacen”. Despues al buen ladron que estaba contigo crucificado: “Yo te aseguro: hoy estaras conmigo en el paraiso”. Despues al mismo Padre: “Dios mio, Dios mio, por que me has abandonado.” Despues a tu madre “mujer ahi tienes a tu hijo” despues al discipulo: “ahi tienes a tu madre”, mostrando que asi que cuidabas de tus amigos. Despues dijiste:”tengo sed”, porque deseabas nuestra salvacion y la de las almas santas que estaban en el limbo. Dijiste despues a tu Padre:”en tus manos encomiendo tu espiritu. Y por ultimo exclamaste “todo esta consumado”, porque estaban concluidos todos tus trabajos y dolores.

Te ruego pues, que por todo esto y por tu bajada al limbo, por tu gloriosa resurreccion, por las frecuentes consolaciones que diste a tus discipulos, por tu admirable ascension, por la venida del Espiritu Santo, por el tremendo dia del juicio, como tambien por todos los beneficios que he recibido de tu bondad.

Tu me creaste de la nada, me redimiste, me concediste tu santa fe, me fortaleciste contra las tentaciones del demonio, y me prometiste la vida eterna.

Por todo eso, Redentor mio, compadecete de mi, miserable criatura, todos los dias de mi vida. Oh Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob, compadecete de mi….(nombre), criatura tuya y manda en mi auxilio a tu santo arcangel Miguel, que me guarde y me defienda de todos mis enemigos carnales y espirituales, visibles e invisibles.

Y tu, Miguel, arcangel santo de Cristo, defiendeme en la ultima batalla, para que no perezca en el tremendo juicio. Arcangel de Cristo, san Miguel, te pido por la gracia que mereciste y por nuestro Señor Jesucristo, que me libres de todo mal y del ultimo peligro a la hora postrera de la muerte.

San Miguel, san Gabriel, san Rafael y todos los otros angeles y arcangeles de Dios, socorran a esta miserable criatura.
Les ruego humildemente que me presten su auxilio, para que ningun enemigo me pueda causar daño tanto en el camino, como en casa, asi en el agua como en el fuego, o velando o durmiendo, o hablando o callado, tanto en la vida como en la muerte.
Eh aqui la cruz del Señor, huyan potencias enemigas. Vencio el leon de la tribu de Juda, descendiente de David. ¡aleluya!

Salvador del mundo, salvame. Salvador del mundo, ayudame. Tu que por tu sangre y por tu cruz me redimiste, salvame y defiendeme hoy y en todo tiempo.
Dios Santo, Dios fuerte, Dios inmortal, ten misericorida de nosotros.
Cruz de Cristo, salvame. Cruz de Cristo protegeme.
Cruz de Cristo, defiendeme. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espiritu Santo.
Amen.

Tags:

Tags:

Oracion para rezar en el trabajo al arcangel san Miguel

February 18th, 2018

miguel4.gifSan Miguel Arcangel,
Principe de la Milicia Celestial,
acompañanos con tus angeles
en este lugar de trabajo.
Que tus angeles nos protejan.
No permitas que nada malo nos pase
y que nada malo hagamos.
Y que otra partida de tus angeles,
¡Oh, Principe de la Milicia Celestial!
vuelen a nuestros hogares,
invadan nuestras habitaciones,
rodeen a nuestros seres queridos
y los protejan alli donde esten,
alli donde vayan,
para que nada malo les pase.
Amen.
Si quieres conocer otras oraciones a san Miguel Arcangel y su Coronilla lee la Enciclopedia de los Angeles

Tambien puedes ingresar en www.tepedia.com/angeles

Orar sin palabras

February 17th, 2018

Ubicate a solas, delante de una imagen de Jesus e imagina que El se encuentra vivo delante de ti.
Vamos a mirar a Jesus, expresando los sentimientos con los ojos, con la cara, con los gestos de tu boca, pero no con las palabras.
Miralo de modo suplicante, permanece mirando asi un rato. No digas nada y observa luego que sichrist.jpgentes.
Miralo de modo amoroso, que tus ojos y tu rostro expresen cuanto amor hay en ti por El. Permanece mirando asi un rato. No digas nada y observa luego que sientes.
Miralo con arrepentimiento. Que tu mirada suplique perdon. Que la expresion de tu rostro pida perdon. Permanece mirando asi un rato. No digas nada y observa luego que sientes.
Miralo, luego, a Jesus con un corazon abandonado en El. Que tus ojos le digan que toda tu vida le pertenece a El. Permanece mirando asi un rato. No digas nada y observa luego que sientes.
Miralo con confianza Permanece mirando asi un rato. No digas nada y observa luego que sientes.
Miralo con gratitud Permanece mirando asi un rato. No digas nada y observa luego que sientes.
Miralo alabandolo Permanece mirando asi un rato. No digas nada y observa luego que sientes.

Oracion de Misericordia a Jesus y Maria

February 16th, 2018

imagen113.jpgORACION DE MISERICORDIA A LOS CORAZONES DE JESUS Y MARIA
Por San Juan Eudes.
Oh benevolisimo y misericordisimo Corazon de Jesus,
estampa en nuestros corazones una imagen perfecta de tu gran misericordia,
para que podamos cumplir el mandamiento que nos diste:
“Seras misericordioso como lo es tu Padre.
Madre de la misericordia, vela sobre tanta desgracia, tantos pobres, tantos cautivos,
tantos prisioneros, tantos hombres y mujeres que sufren persecucion
en manos de sus hermanos y hermanas, tanta gente indefensa,
tantas almas afligidas, tantos corazones inquietos, Madre de la misericordia,
abre los ojos de tu clemencia y contempla nuestra desolacion.
Abre los oidos de tu bondad y oye nuestra suplica.
Amorosisima y poderosisima abogada,
demuestranos que eres en verdad la Madre de la Misericordia

Cristo según san Pablo

February 16th, 2018

Imagen 719Para Pablo, Jesucristo es una persona viviente y el protagonista del evento decisivo en la historia del mundo.
Pablo anuncia a Jesús “vivo”, y la realidad central de la muerte y la resurrección de Jesús como culminación de su existencia terrenal y como raíz de toda la fe cristiana y de la Iglesia.
Pablo tuvo el encuentro con el Señor, y esto cambió su vida, en el camino de Damasco, en el siglo I, y tras un periodo en el que había perseguido a la Iglesia.A partir de ese momento, empezó a considerar “pérdida” y “basura” todo aquello que antes constituía la razón de ser de su existencia.
Cristo resucitado se presenta como una luz y se dirige a Saulo, transformando su pensamiento y su vida.
El Resucitado ha llamado a Pablo, con la misión de anunciar el Evangelio a los paganos.
El punto clave de la cristología paulina es “Aquel que fue crucificado y que manifestó así el inmenso amor de Dios por el ser humano, ha resucitado y vive en medio de nosotros”.
Jesucristo resucitado, “exaltado sobre todo nombre”, está en el centro de todas sus reflexiones.Cristo es el criterio de valoración de los acontecimientos y de las cosas, el fin de todo esfuerzo que él hace para anunciar el Evangelio, la gran pasión que sostiene sus pasos por los caminos del mundo.

Para orar por un enfermo

February 15th, 2018

corazon1.jpgDulcisimo Jesus, que dijisteis: Yo soy la Resurreccion y la Vida, que recibiendo y llevando en Vos nuestras enfermedades, curabas las dolencias de cuantos se te acercaban; a Ti acudo para implorar de tu Divino Corazon a favor de los enfermos, suplicandote por intercesion de tu Santisima Madre, la bienaventurada siempre Virgen Maria, salud de los enfermos, quieras aliviar y sanar en la presente enfermedad a tu siervo….., si es conveniente para su bien espiritual y el de mi alma.
Luego de cada intencion se responde Sanalo, Señor o Saname, Señor si oramos a solas con el enfermo.

  • Señor Jesus, que al funcionario real que te decia: Venid, Señor, antes que mi hijo muera, le respondisteis: Vete, tu hijo vive.
  • Señor Jesus, que al ciego de Jerico, que sentado junto al camino te decia en alta voz: Jesus, Hijo de David, ten piedad de mi, le respondiste: Recupera tu vista, tu fe te ha salvado, y al momento vio.
  • Señor Jesus, que diciendo : Quiero, se limpio, limpiaste al leproso, que te decia suplicante: Señor, si quieres puedes limpiarme.
  • Señor Jesus, que librasteis al mudo poseido del demonio, hablando luego con admiracion a las turbas el que antes era mudo.
  • Señor Jesus, que sanaste al enfermo que llevaba treinta y ocho años de su enfermedad, junto a la piscina de las ovejas, diciendole: Levantate, toma tu camilla y anda y anduvo.
  • Señor Jesus, que delante del hijo muerto de la viuda de Naim, enternecido, dijiste a la madre: No llores; y tocando el feretro, añadiste: Joven, a ti te digo, levantate; entregandolo luego vivo a su madre.
  • Señor Jesus, que dijisteis: Bienaventurados los que lloran porque ellos seran consolados.
  • Señor Jesus, que dijisteis: En verdad, en verdad te digo, que todo cuanto pidieras al Padre, en mi Nombre, os lo dara.

Omnipotente y sempiterno Dios, eterna salud de los que creen, escuchanos en bien de tus siervos enfermos, por quienes imploramos el auxilio de tu Misericordia; a fin de que recobrada la salud, te den en tu Iglesia ferviente accion de gracias. Por Cristo Nuestro Señor. Asi sea.

La Virgen se manifiesta

February 15th, 2018

0000.jpgCuando tenia 24 años y 4 hijos, mi marido me abandono.

Se puso mal hasta parecia que me odiaba. Me dejo a mi suerte, no tenia recursos de ninguna clase.

Y lo peor que estaba embarazada. Vendi una television para hacerme un aborto. Nunca lo habria pensado, pero estaba debil de mente. Guarde la plata debajo de la cama y me dormi llorando por lo que iba hacer.

En eso, mi ventana que daba a los pies de la cama, se abre y una luz muy blanca me ilumino, como una escalera de rayos se forma y descendia una virgen con pelo largo y manto celeste y blanco silbando una melodia suave.

Yo me sente y me levante asustada y me susurro al oido que no mate a mi hijo que si yo lo hacia no volveria a ser madre hasta que no sea abuela. Y me abrazo con su manto y me dijo que todo va a estar bien que ese varoncito tenia que nacer.

No entendia nada, vi que se iba y yo con miedo y desconcertada, me quede llorando en mi cama. Me dejo una paz que jamas podria explicarla, me lleno el alma…

Hoy mi hijo tiene 11 años y es hermoso. A los 3 años volvi con mi esposo. Tenemos a una niña de 4 años y estamos rebien…

La Virgen, despues me di cuenta en una iglesia, era la Medalla Milagrosa pues la reconoci en una estampita. Hoy creo en Dios y en la Virgen…. Eugenia

Procesión del Corpus Christi:guión (otro)

February 14th, 2018

radri10“La fuerza del sacramento de la Eucaristía va más allá de las paredes de nuestras iglesias. En este sacramento el Señor está siempre en camino hacia el mundo. Este aspecto universal de la presencia eucarística se aprecia en la procesión de nuestra fiesta. Llevamos a Cristo, presente en la figura del pan, por las calles de nuestra ciudad . Encomendamos estas calles, estas casas, nuestra vida diaria, a su bondad. Que nuestras calles sean calles de Jesús. Que nuestras casas sean casas para Él y con Él. Que nuestra vida de cada día esté impregnada de su presencia. Que su bendición descienda sobre todos nosotros”. (Benedicto XVI, Homilía de Corpus Christi. 26/05/05).
Mientras salen el sacerdote y la Custodia cantamos “Cantemos al Amor de los Amores”.
La fiesta de “Corpus Christi” constituye una importante cita de fe y de alabanza para toda comunidad cristiana.Es una fiesta que tuvo su origen en un contexto histórico y cultural determinado: nació con la finalidad precisa de reafirmar abiertamente la fe del pueblo de Dios en Jesucristo vivo y realmente presente en el santísimo sacramento de la Eucaristía.

Es una fiesta instituida para adorar, alabar y dar públicamente las gracias al Señor, que “en el Sacramento eucarístico sigue amándonos “hasta el extremo”, hasta el don de su cuerpo y de su sangre”.Los Apóstoles recibieron el don de la Eucaristía en la intimidad de la última Cena, pero estaba destinado a todos, al mundo entero. Precisamente por eso hay que proclamarlo y exponerlo abiertamente, para que cada uno pueda encontrarse con “Jesús que pasa”, como acontecía en los caminos de Galilea, de Samaria y de Judea; para que cada uno, recibiéndolo, pueda quedar curado y renovado por la fuerza de su amor.Cantamos:“Te adoramos Hostia Divina”
 Esta mañana,  el Señor resucitado se hace presente en medio nuestro. Su presencia real y sacramental en el Santísimo Sacramento nos recuerda aquellas palabras suyas a sus discípulos. Cristo nos dice a nosotros: “¡La paz esté con ustedes!”.¡La paz esté con ustedes! No es tan sólo un saludo sino que expresan más bien un estado, una realidad, que es consecuencia de una presencia. Jesús resucitado, vivo y presente en medio de sus discípulos es fuente de paz y de alegría. San Pablo lo expresa con claridad afirmando que Cristo es nuestra paz.La presencia de Cristo cambia radicalmente la situación: Él trae la paz, la apertura, la alegría.Él está en medio nuestro y ha abierto las puertas de nuestra Parroquia para que anunciemos a los hermanos que está vivo. Sí, Jesucristo está vivo y presente en medio de su pueblo. Hemos  salido de nuestros hogares  y queremos gritar a nuestra ciudad  que  Cristo está vivo, que Cristo está presente, que sólo en Cristo se encuentra la Paz.¡La paz esté con ustedes! son las palabras de Jesús que vienen a abrir las puertas de nuestro corazón que tantas veces se cierra por el pecado y el individualismo.¡La paz esté con ustedes! son palabras que acarician el dolor causado por la enfermedad y la soledad.
¡La paz esté con ustedes! anuncia la nueva vida de la gracia para el corazón que se abre de par en par ante la cruz victoriosa del Señor.
¡La paz esté con ustedes! Son las palabras del Maestro que nos llama a la Reconciliación.
Cantamos:“Toma mi mano hermano Cristo Resucito”
Nos detenemos: 1º altar.BENDICIÓN DEL HOGAR:El Santísimo y dulce nombre de Jesús, en el que está toda la salvación, derrame copiosamente salud y bendición sobre esta casa y sobre todos los que viven en ella.El sacerdote baja la Custodia y dice… 
Al continuar:
¿Cómo podemos experimentar la paz que trae Jesucristo? ¿Cómo hacer para vivir en esa paz? El Señor sopla sobre los discípulos y con el don del Espíritu Santo los convierte en instrumentos de reconciliación. Para alcanzar la paz que trae el Señor es necesario reconciliarse con Dios y con los hermanos.
¿Estoy ofendido con mi hermano? Recordemos la Palabra de Jesús…
“…si al presentar tu ofrenda en el altar, te acuerdas de que tu hermano tiene alguna queja contra ti, deja tu ofrenda ante el altar, ve a reconciliarte con tu hermano, y sólo entonces vuelve a presentar tu ofrenda.” Mt 5, 23-24.
¿Por qué nos cuesta experimentar la paz del Señor?¿Por qué no vivimos en paz en nuestras familias, en nuestros ámbitos de trabajo?¿Por qué la Patria hoy no está en paz? ¿Por qué la Argentina sigue siendo víctima de los “tironeos” del poder y del tener?
La respuesta es sencilla. Porque nos falta la confianza en Dios. Porque nos cuesta dar el paso de la reconciliación que sólo es posible en Jesucristo. Porque al anteponer los intereses particulares al Bien Común nos dividimos, nos enfrentamos.
Pidamos al Señor que sople hoy sobre nosotros y nos de el Espíritu de la Reconciliación y de la unidad. Que sople también sobre nuestros gobernantes, sobre los empresarios, sobre los trabajadores, en la ciudad y en el campo. Sopla, Señor y con tu Espíritu poderoso transforma los corazones y renueva nuestra Patria.
CANTAMOS: “¡Señor haz de nosotros instrumentos de tu paz!”
Nos detenemos: 2º altar.BENDICIÓN DEL HOGAR:El Santísimo y dulce nombre de Jesús, en el que está toda la salvación, derrame copiosamente salud y bendición sobre esta casa y sobre todos los que viven en ella.El sacerdote baja la Custodia y dice…
Luego que vuelve la Custodia al móvil, seguimos caminando:En cada Misa, antes de la comunión eucarística es necesario hacer silencio, escuchar, entrar en comunión de vida asimilando la Palabra de Dios.
En este gesto sencillo el creyente abre su inteligencia y su corazón para que el Maestro le enseñe el camino que conduce a la Vida. La Palabra de Dios es, entonces, luz capaz de guiar al creyente por el camino que lleva a la plenitud y a la santidad.
La escucha atenta y dócil a la voz del Maestro es la actitud fundamental del discípulo.
Como los discípulos de Emaús, como la multitud en el monte de las bienaventuranzas, como María en Betania, como la Samaritana junto al pozo, queremos hoy escuchar al Señor y descubrir que es necesario edificar nuestra vida sobre su Palabra.
Jesús compara a quien escucha y pone en práctica su palabra, con el hombre sensato que construye su casa sobre la roca. Mientras que el insensato que no escucha su Palabra se parece a quien construye sobre la arena.
CANTAMOS: “Tu Palabra, Señor”
Nos detenemos: 3º altar.BENDICIÓN DEL HOGAR:El Santísimo y dulce nombre de Jesús, en el que está toda la salvación, derrame copiosamente salud y bendición sobre esta casa y sobre todos los que viven en ella.El sacerdote baja la Custodia y dice…
Luego que vuelve la Custodia al móvil, seguimos caminando:Cuántas veces experimentamos que nuestra vida se conmueve en sus cimientos. Cuantas veces por no discernir a la luz de la Palabra de Dios hemos hecho malas elecciones y hemos lastimado a otros o a nosotros mismos.
Pasa lo mismo con nuestras familias: muchas veces tomamos conciencia de que cuesta lograr la unidad y la paz que deberían reinar en nuestros hogares; por el contrario nos sorprenden las faltas de paciencia, de alegría, de apoyo y aliento mutuo.
¡Cuánta necesidad tenemos de afirmar nuestras vidas, nuestros proyectos, nuestras familias, sobre la roca firme que es Cristo y su Palabra!
La Palabra del Señor ha de ser la roca firme sobre la cual se afirme: nuestra vida, nuestra familia y nuestra Patria.
La Palabra del Señor ha de ser lámpara para nuestros pasos y luz que ilumine nuestro camino.
Señor, tus eres el Camino, la Verdad y la Vida, manifiéstate en este día y guíanos.
CANTAMOS: “Yo soy el camino”.
Nos detenemos: 4º altar.BENDICIÓN DEL HOGAR:El Santísimo y dulce nombre de Jesús, en el que está toda la salvación, derrame copiosamente salud y bendición sobre esta casa y sobre todos los que viven en ella.El sacerdote baja la Custodia y dice…
Luego que vuelve la Custodia al móvil, seguimos caminando:Jesús, vivo y presente en medio nuestro, nos vuelve a decir: “Yo soy el pan de Vida”. Es este pan de vida quien nos hace caminar hoy por estas calles  y quien nos mantiene en el camino de la vida.
¿Hay acaso otro alimento capaz de dar la fuerza necesaria para alcanzar la vida en plenitud? ¿Hay acaso otro alimento capaz de saciar el hambre de felicidad que llevamos en nuestro corazón?
La voz de Jesús vuelve a resonar aquí:“El que viene a mí jamás tendrá hambre; el que cree en mí jamás tendrá sed.”
Cuando Jesús nos dice “Yo soy el Pan de Vida” nos indica que Él mismo, su propia vida, está contenida en este alimento. Al contemplar y adorar la Eucaristía contemplamos la belleza de Cristo, su vida entera entregada por nosotros.
Al contemplar con fe el Santísimo Sacramento del Cuerpo de Cristo podemos contemplar cada gesto del Señor: su ternura con los pobres y los niños; su misericordia para con los pecadores; su cercanía a cada enfermo y su poder que sana; su gestos de servicio; su amor hasta el extremo por cada uno de nosotros. Contemplando la Eucaristía con fe y devoción podemos ver la cruz y al Señor que entrega su vida por nosotros en ella.
Por eso al adorar el santísimo sacramento esta tarde por las calles de nuestra ciudad mostramos a todos un signo elocuente de unidad.s CANTAMOS
Nos detenemos: 5º altar.BENDICIÓN DEL HOGAR:El Santísimo y dulce nombre de Jesús, en el que está toda la salvación, derrame copiosamente salud y bendición sobre esta casa y sobre todos los que viven en ella.El sacerdote baja la Custodia y dice…
Luego que vuelve la Custodia al móvil, seguimos caminando:El alimento eucarístico no se transforma en nosotros como los demás alimentos; sino que nosotros nos transformamos en Él. Así, este sacramento acrecienta día a día la comunión con el Señor. Por la comunión eucarística nos vamos configurando con Él.
Esta comunión con el Señor acrecienta, a su vez, la comunión de todos los que formamos su Cuerpo, que es la Iglesia. Por eso la Eucaristía hace la Iglesia.
En esta tarde de adoración y alabanza te damos gracias Señor por la Iglesia y te pedimos que nos ayudes a poder asumir la responsabilidad eclesial en  nuestra comunidad y  poder contemplar este misterio de amor que es la Iglesia y del que somos parte a la vez que estamos llamados a ser constructores.
CANTAMOS:
Nos detenemos: 6º altar.BENDICIÓN DEL HOGAR:El Santísimo y dulce nombre de Jesús, en el que está toda la salvación, derrame copiosamente salud y bendición sobre esta casa y sobre todos los que viven en ella.El sacerdote baja la Custodia y dice…
Luego que vuelve la Custodia al móvil, seguimos caminando:Hoy nosotros hemos acudido también a la cita del Señor, como lo hicieron los discípulos en su último encuentro con Él en Galilea.  Nuestras calles se han convertido en la montaña donde el Señor se ha manifestado. Nosotros también inclinamos reverentemente nuestro corazón y nos postramos ante Él.
El nos ha convocado, El nos ha invitado a salir de nuestras casas para asumir juntos el desafío de ser discípulos misioneros.
“Vayan, yo los envío”.  La voz del Señor nos impulsa a la misión. El Señor nos pide que pongamos nuestras manos, nuestra inteligencia, nuestras capacidades al servicio del Reino.
CANTAMOS: “Alma misionera”
Nos detenemos: 7º altar.BENDICIÓN DEL HOGAR:El Santísimo y dulce nombre de Jesús, en el que está toda la salvación, derrame copiosamente salud y bendición sobre esta casa y sobre todos los que viven en ella.El sacerdote baja la Custodia y dice…
uego que vuelve la Custodia al móvil, seguimos caminando:”Yo estaré siempre con ustedes hasta el fin del mundo”. Cuánto necesitamos, Jesús, estas palabras. Necesitamos saber que estás con nosotros porque tenemos miedo. Te necesitamos porque experimentamos que nuestras fuerzas son limitadas y, a veces, pensamos que el mal está venciendo en el mundo.
Toma Señor mis manos, mis brazos, mi corazón, mi vida y mi familia que todo sirva para anunciarte, para ganar hermanos, para hacer tu obra en el mundo, para construir una Patria de hermanos.
Entramos al Templo cantando:  “Cantemos al Amor de los Amores” 
Ya dentro del Templo:(Comienza –de fondo- la música de “El Vive” y acompaña toda la oración:
¡Señor Tú eres el que vive, y vives en nosotros!
Tú eres la vida de la familia; de los esposos, padres, hijos y hermanos que se aman y se alimentan de tu amor en cada Eucaristía. Cuando Tú estás en la familia, el hogar es un manantial de vida y alegría.
Tú eres la vida del niño gestado en el vientre materno,
Tú eres la vida del anciano o enfermo que transita hacia la tarde de su vida.
Tú eres la vida del campesino que trabaja la tierra con sus manos y la riega con el sudor de su frente.
Tú eres la vida del pescador, que arriesgando su vida, busca en el mar el pan para sus hijos.
Tú eres la vida del joven que estudia, trabaja y sueña con un futuro digno y prospero.
Tú eres la vida de los jóvenes que dejándolo todo te siguen en la vocación sacerdotal o religiosa.
Tú eres la vida de muchachos y chicas que enamorados te siguen y amándose en ti van descubriendo la vocación maravillosa del matrimonio.
Tú eres la vida del trabajador, que en el sacrificio de cada día descubren que con sus luchas y cansancios construyen la Patria.
Tú eres la vida de los pastores, sacerdotes y religiosos, Mensajeros del Don de Dios que es alegría y paz, vino nuevo que embriaga de bondad y misericordia los corazones cansados.
Tú eres la vida del pobre en todas sus manifestaciones de miseria: del que necesita trabajo, del que tiene hambre y frió, del que no tiene vivienda, del que no puede ir al colegio, del que está enfermo, del que vive en la calle, del que está preso, del que sufre física y moralmente.
¡Jesucristo Señor de la vida! Te suplicamos,
Delante de tu Santísimo Cuerpo Sacramentado
Que hagas de nosotros
Agua que apague la sed de los hombres
Pan partido para los hermanos,
Luz para los que caminan en tinieblas,
Vida para los que van a tientas en las sombras de muerte.
Contigo Señor, y solo contigo, podemos hacer una Patria de hermanos, que caminando juntos como peregrinos lleguemos a la estancia definitiva la que tu nos preparaste en la Jerusalén celestial, en la casa del Padre. Amén.
CANTAMOS: “El Vive”.Bendición con el Santísimo Sacramento.Se hace reserva.Canto de Despedida…

« Prev - Next »