SAGRADO




Relicto (tal era su nombre antes de su bautismo), nació en Canaán y vivió en el siglo III. Era un hombre de origen sirio, altísimo y fuerte, muy prendado de sí mismo, arrogante y orgulloso que vivió muchos años en el desenfreno y libertinaje.
Cuentan (aquí los relatos se juntan con las leyendas) que siendo soldado sólo quiere servir al mejor señor (al que fuera más valiente y no le tuviera miedo a nadie).
Primero sirve a Gordiano, emperador de Roma que era más fuerte que los persas; pero no le sirve porque aprendió de él mismo que temía al Demonio.
Busca a Satán que por lo visto es más poderoso que su rey; entre sus huestes se encuentra a gusto porque todos le temen; pero ha mandado el jefe a su ejército dar un rodeo por evitar una cruz levantada junto al camino; dicen que ésa es la señal del capitán enemigo: un tal Cristo que murió en ese palo cruzado. Relicto piensa : ¿cómo se puede temer a un jefe que ya murió ajusticiado?
Va a preguntarle a Satanás... nadie le da respuesta.
Se encuentra con un viejo solitario que le dice :
-¿Que quieres de verdad encontrar a Cristo para servirle?
-Sí, dice Relicto
-Reza
-no sé
-ayuna
-necesito comer más que los demás por mi estatura y mis músculos
-pues, si ni lo uno ni lo otro, dedícate con tu estatura y tu fuerza a pasar el río a los caminantes que lo necesiten. Trabajo útil y servicial.
A partir de ese día se pone a orillas del río Ortentes (Asia Menor) y se ofrece a todo el que quiere cruzar el río y no se animaba a hacerlo.
Un día Jesús niño se le aparece para cruzar el río, al llegar a la otra orilla se presenta. Relicto se bautiza y cambia su nombre por Cristóbal y halla la felicidad que estaba buscando. Desde allí en más vive como discípulo de Jesús.
Se cree que es asaeteado por 400 soldados en la persecución de Decio en Licia y finalmente decapitado el 25 de julio.

SAN CRISTOBAL | DATOS | ESTAMPITA | ASOMBROSO


Enviale esta pagina a un amigo

Escribe la direccion de tu amigo y envíasela