SAGRADO




Introduccion| Dias: 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9

Quinto Día:

Lectura bíblica:

"Jesús dijo esta parábola: Si alguien tiene cien ovejas y pierde una, ¿no deja acaso las noventa y nueve en el campo y va a buscar la que se había perdido, hasta encontrarla?.
Y cuando la encuentra, la carga sobre sus hombros, lleno de alegría, y al llegar a su casa llama a sus amigos y vecinos y les dice: "Alégrense conmigo, porque encontré la oveja que se me había perdido´. Les aseguro que, de la misma manera, se alegrarán los ángeles de Dios por un solo pecador que se convierta." (Lucas 15,3 - 7)

Reflexión:
La parábola que leímos tiene, como casi todas las parábolas relatadas en los evangelios, algo de "ilógico": nadie deja noventa y nueve ovejas sueltas en el campo para ir a buscar a una que se perdió. Este elemento "ilógico" trata de hacer entender el extremo, la grandeza, la infinitud del amor de Dios que "tanto nos ama" a cada uno de nosotros y que "tanto se alegra" cuando nos dejamos encontrar.
Nosotros somos la oveja perdida, nosotros somos el pecador que necesita convertirse, nosotros somos los que debemos imitar hoy y no mañana, ahora y no luego, al glorioso San Expedito que considerando todo poca cosa comparado con el amor de Dios, se convirtió a Él de corazón.

Oración:
Señor, tú que te alegras con cada pecador que se convierte, concédenos,
que así como le diste a San Expedito la Gracia de imitar con su muerte la pasión de Cristo;
a nosotros no nos falte tu ayuda para superar las pruebas y tribulaciones de la vida. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Amén.