SAGRADO



Santa Marta

Fue hebrea de nacionalidad, hija de padres nobles y ricos. En su casa de Betania se hospedaba frecuentemente Jesús. A ella y a sus hermanos Lázaro y María el Señor los distinguía con su amistad y afecto.
Marta, como hermana mayor era la dueña de casa y la que corría con los quehaceres y las atenciones de las visitas. Era una mujer solícita, hacendosa, llena de energía y actividad. Siguiendo las costumbres de la época sería la que traería el agua para las abluciones y las toallas y perfumes; guiaría al huésped hasta el recibidor, le ofrecería la silla, encendería el fogón, prepararía los alimentos, traería los higos, arreglaría las alcobas, prepararía la mesa con su vajilla, traería las bandejas y las jarras.
Es ella, la que cuando se entera que llega Jesús a ver a su hermano Lázaro muerto hace varios días, se lanza por las calles. A ella Jesús le dice : "Yo soy la Resurrección y la Vida. El que cree en Mi, aunque muera vivirá y todo el que vive y cree en Mi, no morirá jamás". Después Jesús resucita a Lázaro.
Después de la Ascensión del Señor, Marta y los demás miembros de la familia fueron deportados (sus bienes fueron confiscados y puestos en un barco sin velas para que pereciesen) llegando por Providencia de Dios al puerto de Marsella ( Francia) donde se establecieron. Allí Marta fundó, con una criada suya llamada Marcela, el primer monasterio femenino en el que consagró su virginidad a Dios.
Vivió allí con otras doncellas en una vida de castidad y penitencia.
En el año 84 murió.


Santa Marta | Datos | Oracion | Enseñanzas | Anecdotas

 


Enviale esta pagina a un amigo