SAGRADO



mártir eucarístico
Se cree vivió en el siglo III. Durante las persecuciones de Valeriano, los cristianos se reunían en las catacumbas y allí celebraban la Eucaristía. Trataban de hacerles llegar la comunión a los que estaban encarcelados para que no desfallecieran.
Tarsicio, un niño, lo más probable es que fuera un joven diácono, acólito o algún miembro de grado menor del clero se ofrece a llevar el Divino Manjar, que envuelve en un lienzo de lino.
Por el camino es detenido y lo quieren obligar a mostrar lo que lleva, él se niega . Hay injurias y golpes. Entre la multitud alguien dice: "Es un cristiano, un cristiano que lleva un sortilegio a los prisioneros". Nuevamente se arrojan sobre él para quitárselo, Tarsicio se resiste y lo matan a golpes. Se lo considera un mártir eucarístico. Su cuerpo destrozado es enterrado en la catacumba de san Calixto. Actualmente hay sobre su tumba unos versos de san Dámaso :
Queriendo a San Tarsicio almas brutales,
De Cristo el sacramento arrebar,
Su tierna vida prefirió entregar
antes que los misterios celestiales.

SAN TARSICIO | DATOS | ORACION


Enviale esta pagina a un amigo