SAGRADO





Origen

El 9 de diciembre de 1531 en México, la Virgen se aparece a Juan Diego, indígena de 56 años de edad, vecino de Cuauhtitlán.
Su nombre de nacimiento había sido Cuauhtlatoatzin ( "el que habla como águila") y había tomado el nombre de Juan Diego cuando en el año 1524 o 1525 se convirtió al cristianismo y se bautizó.
El día de la primera aparición , Juan Diego caminaba de prisa en su deseo de llegar a Tlatilcolco para participar de Misa. Al acercarse al cerro Tepeyac una voz dulce lo llamó por su nombre. Antes de alcanzar la cumbre, de donde venía la voz, Juan Diego encontró a una hermosa Señora.
Después de escucharla se fue a hablar con el Obispo Juan de Zumárraga como fuera el deseo de la Virgen. El obispo no le creyó.
Apenado se regresa y se encuentra con la Señora a la que le narra lo ocurrido.
Por segunda vez, ante un nuevo pedido de la Virgen, Juan vuelve a hablar con fray Juan. En esta oportunidad el obispo le pide una señal de que era la Madre de Dios quien lo enviaba..
El 12 de diciembre, Juan busca un sacerdote para su tío, que está gravemente enfermo por lo que rodea el cerro para no encontrarse con María; pero Ella le sale al encuentro. Lo tranquiliza porque le dice : "Te doy la plena seguridad de que ya sanó". Y agrega "Hijito queridísimo: estas diferentes flores son la prueba, la señal que le llevarás al obispo. De parte mía le dirás que por favor vea en ellas mi deseo, y con eso, ejecute mi voluntad"( la construcción de un santuario con su nombre).
Aliviado por el consuelo de la curación de su tío, se dispone a llevar unas flores al obispo como señal.
Al llegar y desplegar su tilma y esparcir sus flores sobre el piso vieron como la imagen de la Virgen quedaba impresa entre los pliegues toscos del manto. La tilma aún hoy sigue siendo estudiada por científicos que no encuentran la explicación de la impresión de la imagen.

Fecha litúrgica: 12 de diciembre

Ntra. Sra. de Guadalupe | Novena | Oracion | Otras devociones marianas

 


Enviale esta pagina a un amigo