SAGRADO



MAYO 13
VIRGEN DE FATIMA
Felipe Santos

Ver Oraciones de Fatima

  Etimológicamente significa " hija del profeta". Viene de la lengua árabe.
   El pueblo que lleva este nombre en Portugal, se ha hecho célebre por las apariciones de la Virgen a los pastorcillos Lucía, de 10 años, y sus dos primos Francisco, de nueve y Jacinta, de siete.
   Tuvieron lugar desde el 13 de mayo al 13 de octubre de 1917. Cuando se le apareció por primera vez mientras cuidaban el ganado, sus ojos se quedaron deslumbrados, aunque era mediodía. Intentaron huir pensando que se acercaba una tormenta, pero otro nuevo resplandor hizo que se detuvieran. Y mirando a la derecha, ven en lo alto de una encina a la Virgen María. Ella les pide que vuelvan todos los días 13 a aquel lugar.
   El 13 de junio habló con Lucía. Los otros no la veían, aunque Jacinta la veía y la escuchaba. Les recomendaba el rezo frecuente del rosario. Lucía le pidió a la Virgen que la llevara al cielo. La Señora le contestó que más tarde. Pronto se llevaría a Jacinta y a Francisco.
   Quería que la jovencita Lucía fuera la propagadora de la devoción al Inmaculado Corazón de María. El 13 de julio le pidió a Lucía que rezara el rosario para que terminara la guerra. El 13 de agosto el alcalde evita que vayan los niños al lugar de las apariciones. La Virgen no se apareció. En Septiembre , al tener de nuevo la aparición, le rogó a la Lucía que allí construyera una iglesia.
   El 13 de octubre había congregada una multitud de más de 60.000 personas. Lucía le preguntó a la Señora que quién era. Ella le contestó: <<Soy la Virgen del Rosario>>. Se había aparecido para exhortar a los hombres la conversión, el rezo del rosario y la penitencia. Ese día estaba lloviendo mucho. La chica le dijo a la gente que miraran al sol. Este, de pronto, comienza a echar rayos de luz durante dos o tres minutos. En esta ocasión, los pastorcillos vieron a Jesús, san José y a la Virgen.
   El mayor milagro fue la transformación religiosa de la nación vecina y, desde aquí, a otros muchos lugares. En 1946 , el cardenal Masela coronó solemnemente a la Virgen ante 600.000 peregrinos. En 1942 el Papa Pío XII consagró a la Virgen toda la humanidad. Por deseo de este mismo Papa el año santo de 1950 concluyó en Fátima el 13 de octubre del 1951 ante más de un millón de peregrinos de todo el mundo. Después irían allá los Papas Pablo VI y Juan Pablo II. Lucía vive todavía como monja carmelita.

¡Felicidades a quienes lleven este nombre!

"La felicidad no existe. Existe sólo el deseo de tenerla" (Chejov)